La Unión Interparlamentaria condena ataques sufridos por diputados opositores en Venezuela

Foto de archivo del líder de la Asamblea Nacional de Venezuela y autoproclamado presidente interino Juan Guaidó, después de una conferencia de prensa en el edificio Suramerica en Caracas, el 16 de septiembre de 2019. (AFP | Matias Delacroix)

La Unión Interparlamentaria expresó el viernes su profunda preocupación por las amenazas que sufren los diputados de la oposición en Venezuela, muchos de los cuales tuvieron que huir para garantizar su seguridad, a veces refugiándose en embajadas.

Francia desmintió el viernes que el jefe de la oposición venezolana Juan Guaidó se hubiera refugiado en su embajada en Caracas, como lo afirmó el jefe de la diplomacia venezolana, Jorge Arreaza, pidiendo su detención.

La Unión Interparlamentaria (UIP), institución internacional con sede cerca de Ginebra y que reúne 179 parlamentos nacionales, indicó que sigue la situación de decenas de diputados opositores al presidente venezolano Nicolás Maduro.

Desde enero de 2016, una mayoría de ellos fueron "atacados, detenidos o intimidados por las fuerzas del orden o de los partidarios del gobierno por sus opiniones políticas", afirma la UIP en un comunicado.

En los últimos meses, según la UIP, al menos 17 diputados de la oposición partieron al exilio, buscaron refugio en embajadas extranjeras, o se esconden. A seis se les impidió ejercer funciones públicas y al menos a 13 se les confiscaron sus pasaportes.

La UIP expresó su preocupación por la suerte de cuatro diputados detenidos en el país.

"Estamos profundamente preocupados por sus condiciones de detención y también por las acusaciones que se les hacen, pues no tenemos ninguna señal de que los procedimientos regulares sean respetados", declaró Rogier Huizenga, responsable encargado del asunto de derechos humanos en la UIP.

A nivel general, la comisión de derechos humanos de la UIP expresó su preocupación por 43 diputados detenidos en el mundo, especialmente en Turquía y Costa de Marfil, y pidió su liberación.

Venezuela ha vivido en medio de tensiones políticas desde 2019, cuando Guaidó usó su posición de presidente del parlamento para autoproclamrse presidente, argumentando que Maduro era un usurpador desde su reelección en 2018 en elecciones cuestionadas.