La Unión Europea versus Google y los GAFAM en una serie de litigios

·4  min de lectura
La Unión Europea intensificó en los últimos años sus ataques contra los gigantes digitales estadounidenses, como lo demuestra la fuerte multa impuesta a Google en 2017 y que fue confirmada por la justicia europea el 10 de noviembre de 2021 (AFP/Justin Tallis)

La Unión Europea intensificó en los últimos años sus ataques contra los gigantes digitales estadounidenses, como lo demuestra la fuerte multa impuesta a Google en 2017 y que fue confirmada este miércoles por la justicia europea.

Además de ciertas prácticas de los GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon, Microsoft) consideradas como anticompetitivas, Bruselas también apunta a sus cuestionables estrategias fiscales, a la baja remuneración de los medios de comunicación tradicionales -cuyos contenidos utilizan- y a los fallos en la protección de los datos de sus usuarios.

- Prácticas anticompetitivas -

Los gigantes digitales fueron denunciados en varias ocasiones por la Comisión Europea por prácticas consideradas anticompetitivas.

Google, por ejemplo, recibió fuertes multas de la Unión Europea (UE), por un total de 9.561 millones de dólares.

La sentencia del miércoles del Tribunal de la UE hace referencia a la apelación presentada por el gigante de internet contra una multa de 2.804 millones de dólares, impuesta en 2017, debido a su servicio de comparación de precios Google Shopping.

Microsoft también recibió varias sanciones de la UE, incluida una multa de 650 millones de dólares en 2013 por obligar a los usuarios de Windows 7 a utilizar su navegador Internet Explorer.

Amazon, Apple y Facebook también fueron investigados en Europa por supuestas violaciones de la competencia.

- Conflictos fiscales -

Alemania, Italia, Francia y España presionan para que se establezca un suelo fiscal para los gigantes digitales acusados de practicar el +dumping fiscal+ (competencia desleal) en Europa.

El histórico acuerdo del G7 alcanzado en junio exige un impuesto global de al menos 15% sobre los beneficios de las multinacionales.

La reforma, originalmente dirigida a los Gafam, recibió luz verde del G20 en octubre. Anteriormente, la UE atacó jurídicamente a estas empresas en numerosas ocasiones debido a sus políticas de optimización fiscal.

Un litigio de gran repercusión enfrentó a Bruselas con Apple en 2016 por "ventajas fiscales indebidas", concedidas por Irlanda por un monto de 15.066 millones de dólares. Pero en julio de 2020, el Tribunal de Justicia Europeo desautorizó al ejecutivo de la UE, que presentó una apelación.

En 2017, la Comisión ordenó a otro gigante estadounidense, Amazon, que devolviera a Luxemburgo 290 millones de dólares por "ventajas fiscales indebidas".

- Remuneración de los medios de comunicación -

Los medios de comunicación tradicionales acusan a Google, Facebook y otras grandes plataformas de lucrarse con sus contenidos sin ninguna remuneración real.

El concepto de "derecho de vecindad", diseñado para ayudar a los periódicos, las revistas o las agencias de noticias a cobrar cuando su contenido es reutilizado en la web, fue introducido por el artículo 15 de la Directiva de Derechos de Autor de la UE, aprobada en marzo de 2019 por el Parlamento Europeo.

Francia fue el primer país de la UE en aplicar la reforma, con una ley aprobada en julio de 2019 que entró en vigor tres meses después.

Tras algunas reticencias, Google y Facebook firmaron acuerdos con los periódicos franceses para pagar por el uso de sus contenidos. Esto no impidió que la Autoridad Francesa de la Competencia multara a Google con 580 millones de dólares por no negociar "de buena fe" con la prensa francesa, decisión que Google apeló.

- Protección de datos personales -

Otra crítica europea recurrente a los GAFAM es el uso polémico e incluso incontrolado de los datos personales de los usuarios.

Bruselas erigió una salvaguarda en 2018 con la introducción del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que se convirtió en una referencia mundial en este ámbito.

Las empresas deben pedir el consentimiento de los ciudadanos cuando solicitan sus datos personales, informarles del uso que se hará de ellos y permitirles borrarlos.

No hacerlo puede suponer fuertes multas.

Después de multar a Twitter con 521.000 dólares por no proteger adecuadamente los datos personales de sus usuarios, el regulador irlandés abrió una investigación contra Facebook en abril, tras la revelación de que los datos de más de 530 millones de usuarios habían sido pirateados en 2019.

En julio, Luxemburgo multó a Amazon con 865 millones de dólares por incumplimiento del RGPD, decisión que la empresa estadounidense apeló.

En Francia, Google y Amazon fueron multados con 116 millones de dólares y 40,5 millones de dólares a causa de los anuncio publicitarios en "cookies" considerados como no conformes.

doc-ot/cds/fmi/ob/mab/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.