Unión Europea y Reino Unido advierten que el tiempo para llegar a un acuerdo se acaba

Por Gabriela Baczynska y Elizabeth Piper
·2  min de lectura
Foto de archivo de las banderas de Gran Bretaña y la UE en Berlín

Por Gabriela Baczynska y Elizabeth Piper

BRUSELAS/LONDRES, 30 nov (Reuters) - Gran Bretaña y la Unión Europea se advirtieron mutuamente el lunes de que se estaba acabando el tiempo para llegar a un acuerdo comercial por el Brexit, con grandes diferencias aún por salvar en cuanto a la ayuda estatal, la aplicación de la ley y la pesca.

El Reino Unido abandonará la UE el 31 de diciembre, cuando termina un período de transición de pertenencia informal tras su salida oficial en enero, y las partes están tratando de llegar a un acuerdo que regule cerca de 1 billón de dólares de comercio anual.

El primer ministro Boris Johnson, que también está abordando el peor número de muertes en Europa a causa de COVID-19, dice que sería preferible un acuerdo, pero que Gran Bretaña, que se unió a la UE en 1973, prosperaría aun sin él.

Las conversaciones en Londres durante el fin de semana fueron "bastante difíciles" y persistieron "divergencias enormes" sobre la pesca, el comercio justo y la resolución de disputas, dijo una fuente de la UE.

"Se nos está acabando el tiempo", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Simon Coveney.

Haciendo eco de sus comentarios, la Canciller alemana Angela Merkel dijo que algunos estados miembros de la UE estaban perdiendo la paciencia.

"No necesitamos un acuerdo a cualquier precio y hemos dejado esto claro (...) Un trato es en el interés de todos", dijo ella.

El portavoz de Johnson dijo que había habido algunos progresos pero que "todavía hay divergencias en cuestiones (como) la pesca y la igualdad de condiciones".

"Queremos tratar de llegar a un acuerdo de libre comercio lo antes posible pero hemos sido claros en que no cambiaremos nuestra posición negociadora", dijo el portavoz.

Un acuerdo comercial no sólo salvaguardaría el comercio sino que también reforzaría la paz en la Irlanda del Norte gobernada por los británicos, pero es casi seguro que se produzcan algunas alteraciones en los puntos fronterizos más transitados de la UE y el Reino Unido.

Si no se logra un acuerdo, las fronteras se verán afectadas, los mercados financieros se verán afectados y las delicadas cadenas de suministro que se extienden a través de Europa y más allá de sus fronteras se verán afectadas, al igual que el mundo, que enfrenta al enorme costo económico del brote de COVID-19.

(Información de Guy Faulconbridge y Kate Holton; editado por James Davey, William Maclean; traducción de Jorge Martínez; Editado en español por Javier López de Lérida)