La Unión Europea y Reino Unido acuerdan cuotas pesqueras tras el Brexit

·2  min de lectura
El comisario Virginijus Sinkevicius asiste a una reunión de la Comisión Europea, el 27 de octubre de 2021 en Bruselas (AFP/Kenzo Tribouillard)

La Unión Europea (UE) y el Reino Unido alcanzaron un acuerdo de cuotas pesqueras en las reservas compartidas, superando una discrepancia pendiente desde la salida británica del bloque europeo.

"Tenemos un acuerdo con Gran Bretaña sobre oportunidades pesqueras para 2022", dijo el comisario de Pesca de la UE, Virginijus Sinkevicius, el miércoles en Twitter.

El acuerdo, alcanzado el martes, "cubre todas las pesqueras administradas conjuntamente en aguas británico-europeas, y se basa en la mejor información científica disponible", agregó.

Sinkevicius dijo la semana pasada que no se había alcanzado un acuerdo con Gran Bretaña "pese a nuestro mejor esfuerzo".

Fue el primer acuerdo pesquero de Reino Unido con la UE tras el Brexit, luego de que la mayor parte de las reglas del bloque dejaron de aplicársele en enero pasado.

Según un acuerdo de comercio y cooperación que define las relaciones con el Brexit, Bruselas y Londres deben negociar una cuota pesquera anual que asegure la sustentabilidad de la actividad.

El pacto se alcanzó el mismo día en que Londres firmo un acuerdo pesquero separado con Noruega, que no es miembro de la UE y también negocia con Bruselas sobre los recursos pesqueros compartidos.

El Consejo Europeo, que representa a los 27 estados miembros de la UE, dijo que el acuerdo está bajo revisión de expertos legales y listo para ser traducido a todos los idiomas del bloque, y que entraría en vigor el 1 de enero de 2022.

En tanto, organizaciones civiles criticaron el acuerdo por considerarlo insustentable.

"Igual que antes del Brexit, continúan priorizando intereses comerciales de corto plazo sobre la sustentabilidad de largo plazo para los pescados y los pescadores", reclamó la ONG ClientEarth en un comunicado.

Por otro lado, permanece sin solución la disputa entre Reino Unido y Francia por las licencias de pesca para barcos en aguas británicas.

Londres ha otorgado a regañadientes muchas de las licencias exigidas por Francia y la Comisión Europea, pero los pescadores franceses se quejan de que hay decenas pendientes, por lo que París pidió a Bruselas abrir un litigio contra Reino Unido.

rmb/mas/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.