La Unesco llama a Chile a promover la educación de la población venezolana

Agencia EFE
·2  min de lectura

Santiago de Chile, 29 abr (EFE).- La oficina de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) instó este jueves a Chile a seguir promoviendo la integración educativa de la población venezolana, la comunidad migrante más numerosa del país, y a trabajar en conjunto para impulsar la regularización e inclusión de los escolares.

"La necesidad de proteger y resguardar la seguridad y bienestar de cientos de familias que junto a sus niños y niñas han ingresado al país es un asunto prioritario", apuntó en un comunicado Claudia Uribe, directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (Orealc) de la Unesco.

La Unesco elaboró un estudio que resalta los esfuerzos de Chile en materia de inclusión educativa por haber llevado a cabo iniciativas que incluyen "cambios en la normativas y la flexibilización de requisitos de matrícula para los venezolanos".

Una de las iniciativas más destacadas en el documento es el Identificador Provisorio Escolar (IPE), un mecanismo que permite a los migrantes o refugiados iniciar sus estudios aunque no hayan regularizado su situación migratoria.

Esta idea, que se puso en marcha durante el segundo mandato de Michelle Bachelet (2014-2018), benefició, según datos del Ministerio de Educación, a más de 30.000 estudiantes venezolanos en 2020.

Sin embargo, desde organismos de derechos humanos y promigrantes del país señalan que, si bien los jóvenes venezolanos tienen acceso a educación independientemente de su estatus migratorio, todavía no tienen acceso a otros subsidios, como las ayudas económicas estatales para afrontar la pandemia o algunos créditos educativos.

"Para abordar esta situación, es necesario desarrollar procesos de regularización en conjunto con la autoridad migratoria, y a fomentar la inclusión de niños y adolescentes", afirma el informe.

Entre los principales desafíos, la Unesco señaló la "necesidad de contar con docentes calificados en temáticas de interculturalidad" además de políticas que promuevan la "inclusión y la diversidad".

Otro elemento clave que también resalta el estudio es la "necesidad de que las escuelas sean espacios libres de violencia" y para esto, señaló la institución, resulta fundamental realizar un trabajo preventivo y establecer un sistema para denunciar la discriminación.

En Chile, un país muy atractivo para migrar dentro de la región por su estabilidad política y económica, hay 1,4 millones de migrantes, y los venezolanos son los más numerosos, seguidos de peruanos, haitianos y colombianos.

En 2018, el actual mandatario, Sebastián Piñera, puso en vigencia una visa especial de responsabilidad democrática para los venezolanos que quieran establecerse legalmente, pero se han aprobado solo cerca de un 27 % de las solicitudes.

Además, este mes y bajo el lema de "ordenar la casa", el Gobierno promulgó una nueva ley migratoria, más restrictiva, que facilita las deportaciones y que permitirá expulsar a 1.500 migrantes este año, según cifras oficiales.

(c) Agencia EFE