UNAM ajusta recursos en 2020 y 2021 por pandemia

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 19 (EL UNIVERSAL).- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, reconoció que durante los años 2020 y 2021, la máxima casa de estudios se vio obligada a redireccionar los recursos, a fin de transitar a un nuevo modelo de enseñanza que afectó a estudiantes y docentes.

Así lo señaló ante los integrantes de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados, a quienes entregó la cuenta pública de la UNAM correspondiente a 2020 y 2021.

"En estos pasados dos años, los estudiantes se vieron afectados en su forma de aprender y los docentes en su forma de enseñar, para ello gracias a los esfuerzos de la secretaría administrativa y del propio patronato se pudieron comprar decenas de miles de becas de conectividad, tabletas y computadoras para facilitar este tránsito escolar", expuso.

En 2020 se destinaron más de 1,948 millones de pesos para la adquisición de equipo, mobiliario, instrumentos científicos y didácticos, construcción, rehabilitaciones y remodelaciones de inmuebles, así como para la adquisición de libros y revistas, mientras que en 2021 se derogaron 2, 582 millones para el mismo fin.

Graue explicó que el mayor gasto de la UNAM se dedicó a la docencia, más de dos terceras partes del presupuesto estuvo encaminado a ello, a fin de cubrir las necesidades de 367 mil alumnos.

De los 48 mil 205 millones que se le destinaron en 2021, 28 mil 886 millones se destinaron a la docencia del nivel bachillerato y superior.

El rector sostuvo que a pesar de los ajustes, se destinó una parte importantes de recursos a la investigación, más de 12 mil 824 millones de pesos, según el informe.

"Debo decir que sí, por supuesto que la demanda de recursos en esa área siempre existe, siempre está la necesidad que tiene el país de crecer en conocimientos, pero a pesar de las dificultades hubo recursos y la investigación se mantuvo muy firme en todos los sentidos durante estos últimos dos años", puntualizó.

Prueba de ello, continuó, es la presencia de la UNAM en los rankings internacionales, y que más de la tercera parte de la producción científica nacional surge de la máxima casa de estudios.

"Además se crearon biosensores, vacunas, instrumentos, insumos para la salud, y una serie de recursos sociales y económicos para poder atender todos los efectos de estos dos años de pandemia", concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.