“Una vergüenza”: indignación por una escena “inadmisible” en la UFC

·5  min de lectura

La noticia contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad

A Petr Yan lo dejaron golpear a José Aldo durante demasiado tiempo. Imagen: Getty/UFC
A Petr Yan lo dejaron golpear a José Aldo durante demasiado tiempo. Imagen: Getty/UFC

El mundo de la UFC ha entrado en cólera después de que un árbitro le permitiese a Petr Yan golpear a José Aldo en una escena “inadmisible” durante la UFC 251.

La primera de las tres peleas del sábado por el título de la UFC 251 fueron entretenidas hasta la ronda final, momento en el que Yan arremetió a golpes contra Aldo hasta el punto de que los locutores no podían creer que la pelea continuase.

Al final de la pelea, Aldo estaba de rodillas protegiéndose la cabeza y apenas podía resistir los dolorosos golpes de Yan. Por golpes significativos, el conteo del round final fue totalmente unilateral.

Los golpes significativos fueron 62-1 a favor de Yan en el round final, según @ESPNStatsInfo

Finalmente, la pelea se detuvo y Yan se llevó el título de peso gallo del evento de la UFC.

Como era de esperar, el árbitro Leon Roberts recibió muchas críticas, ya que tuvo muchas oportunidades de detener la pelea.

Aldo, uno de los veteranos más respetados de la MMA, estaba claramente derrotado. Luchadores y medios de comunicación no podían creer que la lucha continuase hasta el punto al que llegó.

El reportero de ESPN, Ariel Helwani, y Kevin Iole, de Yahoo Deportes de Estados Unidos, fueron algunos de los espectadores atónitos.

“Esto no tiene sentido. Aldo está derrotado. Detenga la pelea”, escribió Helwani en Twitter.

“SUFICIENTE. Qué diablos. No puede más. Madre mía. Leon Roberts, vamos. Esto no tiene sentido”.

Iole publicó: “La decisión del árbitro Leon Roberts de permitir que golpeasen a Aldo durante tanto tiempo con ganchos tan fuertes fue terrible, horrible e inadmisible”.

La decisión del árbitro Leon Roberts de permitir que golpeasen a Aldo durante tanto tiempo con ganchos tan fuertes fue terrible, horrible e inadmisible. #UFC251

Y ahí está. Roberts finalmente lo detiene. Petr Yan es el nuevo campeón de peso gallo de la UFC. Una VERGÜENZA por parte del árbitro Leon Roberts que permitió que castigasen tanto a Aldo.

El árbitro en la pelea de Aldo. Qué desastre. No se le debería permitir arbitrar más peleas. #UFC251

Petr Yan detiene a José Aldo en la quinta.

Aldo recibió una fuerte paliza al final. Sinceramente, es difícil de ver.

Vaya, ¿qué le hizo Aldo a este árbitro? DETÉN LA MALDITA LUCHA.

Este arbitraje es horrible #UFC251.

Esto no tiene sentido. Aldo está derrotado. Detén la pelea.

DETENLA. #UFC251

Petr Yan se hace con la división de la UFC

Yan controló la mayor parte de la pelea y casi derrotó a Aldo con un golpe al cuerpo mientras hacía un ground and pound al final de la primera ronda.

Aldo cambió la pelea a su favor al volverse contra sus golpes en la segunda ronda.

En un momento, lo golpeó por debajo las piernas a Yan y lo tiró al suelo. También lo golpeó a Yan con tanta fuerza en la segunda ronda que Yan tuvo que cambiar a la zurda. Sin embargo, Yan mantuvo la presión, combinó su ataque y lastimó a Aldo en un combate de alta intensidad en el que ambos lograron sus mejores marcas personales en cuanto a los golpes.

Petr Yan celebra su victoria por nocaut técnico sobre José Aldo en el UFC 251. (Foto de Jeff Bottari/Zuffa LLC)
Petr Yan celebra su victoria por nocaut técnico sobre José Aldo en el UFC 251. (Foto de Jeff Bottari/Zuffa LLC)

“Nuestro plan era presionarlo y cansarlo al inicio y después de la tercera ronda comenzar a atacar”, dijo Yan. “Eso fue lo que sucedió”.

En tanto, el australiano Alex Volkanovski ha conservado su título mundial de peso pluma de la UFC con una victoria por decisión dividida sobre el excampeón Max Holloway en Abu Dhabi.

Dos jueces dieron 48-47 a Volkanovski, de Nueva Gales del Sur, a pesar de que el tercero lo vio desde otra perspectiva.

El hawaiano Holloway, quien perdió el cinturón ante Volkanovski en Las Vegas en diciembre pasado, ganó las dos primeras rondas por un knockdown en cada una, pero el campeón se defendió derribando al retador tanto en la cuarta como en la quinta ronda.

Sam Goodwin