Su nombre era Ikea y tuvo que cambiárselo tras soportar años de burlas

·1  min de lectura
Una niña llamada Ikea, por un anuncio de televisión que vio su madre, tuvo que cambiarse el nombre porque sufría acoso escolar
Jasmine dijo que su madre, Linda, aceptó que se cambiara el nombre, a pesar de que había aprovechado los regalos que le dio la marca después de su nacimiento. (SWNS)

Una adolescente llamada Ikea, por un anuncio de la marca que vio su madre mientras estaba embarazada, tuvo que cambiarse el nombre porque sufría acoso escolar.

Jasmine Dagless, de 19 años, quien vive en Reino Unido, dijo que se cambió legalmente el nombre tras soportar años de burlas. La llamaban “paquete plano”, en referencia a la tienda de muebles sueca.

Ahora usa su segundo nombre y ha mantenido el primero como segundo, tras el cambio en 2014, cuando tenía 12 años.

Una niña llamada Ikea, por un anuncio de televisión que vio su madre, tuvo que cambiarse el nombre porque sufría acoso escolar
Jasmine Dagless se llamaba originalmente Ikea, por la famosa tienda de muebles, pero tuvo que cambiarse el nombre porque sufría acoso. (SWNS)

La adolescente, que es originaria de Norwich y solo ha estado una vez en una tienda de Ikea, dijo que su madre estuvo de acuerdo con el cambio de nombre, pero su familia siguió llamándola por su antiguo nombre, o con el hipocorístico Kea.

Contó: “Me solían llamar paquete plano en la primaria”.

“El acoso realmente me impactó porque los niños pequeños no conocen Ikea”.

“Me cambié el nombre legalmente cuando estaba en el instituto. Pero solo soy Jasmine a efectos legales porque mi familia me sigue llamando Ikea o usa el hipocorístico Kea para abreviar”.

Una niña llamada Ikea, por un anuncio de televisión que vio su madre, tuvo que cambiarse el nombre porque sufría acoso escolar
Jasmine dijo que el gigante de los muebles le ha enviado obsequios, pero también ha sido víctima de acoso escolar. (Getty)

Dagless, quien trabaja como asistente administrativa del NHS, el sistema de salud británico, dijo que su familia aceptó los regalos de Ikea tras su nacimiento, incluidos juguetes y un sofá gratis.

Contó que se ha mantenido fiel a la marca, ya que ha amueblado su piso con diseños de la famosa compañía sueca y planea realizar un viaje emotivo a su Ikea local. Agregó: “Fui a Ikea cuando tenía uno o dos años, pero no la he visitado desde que soy adulta, tengo muchas ganas de ir”.

Una niña llamada Ikea, por un anuncio de televisión que vio su madre, tuvo que cambiarse el nombre porque sufría acoso escolar
Ahora Jasmine usa su segundo nombre, pero su familia todavía la llama Ikea o Kea. (SWNS)

Ellen Manning

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Personas con discapacidad que desafían los estereotipos y los límites

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.