Una joven pierde la batalla contra el cáncer 18 horas después de su boda en el hospital

Dave Mosher le propuso matrimonio a su novia Heather el 23 de diciembre de 2016, el mismo día que a la joven sicóloga de 30 años le diagnosticaron cáncer de seno.

La romántica propuesta tuvo como escenario un carruaje tirado por caballos, donde celebraron su compromiso con champán. La pareja estaba lejos de imaginar entonces que la enfermedad impediría la boda con la que siempre soñaron y que Heather moriría exactamente un año después.

Pero los jóvenes estaban decididos a casarse. Contra todos los pronósticos, lo hicieron el 22 de diciembre dentro de una pequeña capilla en el Hospital St. Francis en Hartford, Connecticut.

La fotógrafa Christina Lee tuvo a su cargo captar para la posteridad la emotiva ceremonia, y sus fotos publicadas en Instagram rápidamente comenzaron a circular por las redes sociales, conmoviendo a miles.

En particular la imagen de Heather levantando los brazos y sonriendo, como celebrando una victoria contra la muerte, se ha convertido en símbolo de la fuerza del amor ante las adversidades.

“Heather ha sido capaz de inspirar a más personas a través de su acto final de triunfo, valentía y amor de lo que ninguno de nosotros podría haber imaginado”, dijo Lee a Yahoo! “Qué milagro presenciar el amor entre estas dos almas gemelas”.

Los votos matrimoniales de su amiga Heather, susurrados a través de una máscara de oxígeno, fueron sus últimas palabras, contó Lee.

“Ella había estado luchando contra el cáncer en etapa 4 y se había extendido por todo su cuerpo, pero estaba decidida a casarse con su alma gemela”.

“De pie frente a todos en la capilla, dudaba en sacar mi cámara. Como no quería nada más que ver a mi amiga verdaderamente feliz, sentí que tenía que capturar estas imágenes, que en este punto sabía que eran sus últimos momentos con nosotros”, relató. De hecho, la boda había sido programada para el 30 de diciembre, pero los médicos aconsejaron adelantarla.

“Lo que claramente ves aquí son dos personas que estaban destinadas a unirse como una sola. Un amor como ningún otro, captado para que todos lo vean. Estoy impresionada por la fuerza que el amor de Dave inspiró en Heather incluso en sus últimas horas. Ella era su gran amor y él era de ella”, dijo Lee.

“Tenía muchas ganas de tener una oportunidad de construir una vida con su novia, pero sabía que tenía que despedirse. Nada deseaba más que quitarle el dolor” -añadió- . “Pero sabía que la única forma en que su dolor terminaría era si su cuerpo finalmente renunciaba a la preciosa vida que había dentro”.

Heather eligió pasar sus últimas horas celebrando su vida, “rodeada de personas que amaba y que la amaban”.

Tineka Smith, quien fue amiga de Heather durante 13 años después de conocerse en Eastern University en Pennsylvania, recuerda que Heather estaba “dispuesta a todo, siempre riendo, súper divertida y completamente desinteresada”.

Heather y Dave asistieron a su boda en septiembre de 2016, unos dos meses antes de que le diagnosticaran cáncer.

“Después de su diagnóstico de cáncer, ella todavía era muy positiva en nuestras conversaciones y sus publicaciones en Facebook”, dijo Smith. “No conozco a nadie que pudiera haber sido tan positivo y optimista a pesar de las circunstancias, pero así es como Heather vivió su vida en general”.

Heather Moser falleció apenas 18 horas después de su boda y fue sepultada el 30 de diciembre.