Una explosión cerca del convoy de evacuación de Alepo deja decenas de muertos

Por John Davison
Una explosión cerca de un convoy de buses esperando entrar a la ciudad siria de Alepo dejó al menos 16 personas muertas el sábado, informó el grupo observador Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, agregando que la explosión parecía haber sido causada por una bomba. En la ilustración, un fotograma que muestra una nube de humo saliendo de vehículos en la distancia, supuestamente en las afueras de Alepo, Siria, 15 de abril de 2017. Social Media Website via Reuters TV

Por John Davison

BEIRUT (Reuters) - Una explosión cerca de un convoy de autobuses esperando entrar a la ciudad siria de Alepo dejó al menos 16 personas muertas el sábado, informó el grupo observador Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, agregando que la explosión parecía haber sido causada por una bomba.

La explosión se produjo en el área Rashidin, en las afueras de Alepo, donde decenas de autobuses esperaban para entrar en la ciudad y transportar residentes, en su mayoría chiíes, de dos pueblos que estaban siendo evacuados en un acuerdo entre Damasco y los rebeldes.

Un atacante suicida detonó una bomba cerca del convoy, según un medio asociado a Hezbollah, que es aliado de Damasco. Imágenes que publicaron medios estatales sirios mostraban lo que parecía ser daños tras la explosión, con cuerpos tendidos en el suelo.

La televisión estatal siria dijo que había un número no determinado de muertos o heridos. Los autobuses aguardaban desde el final del viernes afuera de la ciudad después de que la evacuación fuera paralizada.

El viernes se inició la operación para evacuar a miles de personas de dos ciudades chiíes sitiadas por los rebeldes en el noroeste de Siria, mientras que los insurgentes empezaban a dejar dos pueblos cerca de Damasco con sus familias.

Sin embargo, el sábado la salida se paralizó. El Observatorio dijo que el problema fue que a los rebeldes de Zabadani, uno de los pueblos incluidos en el acuerdo, no se les había garantizado una salida segura.

En los últimos meses se han alcanzado acuerdos parecidos, en los que los rebeldes sirios dejan áreas que han sido asediadas por las fuerzas del presidente Bashar al-Assad, a veces a cambio de que los residentes chiíes se vayan de pueblos cercados por insurgentes, en su mayoría suníes.