Una buena samaritana murió asesinada mientras daba limosna desde su auto

Una mujer fue apuñalada en Baltimore, Estados Unidos, por ser una buena samaritana e intentar dar limosna. Jacquelyn Smith tenía 52 años de edad y falleció tras recibir una puñalada mientras estaba sentada en el asiento del copiloto del auto en el que iba junto a su familia.

Volvían de una reunión familiar y divisaron a una mujer con un bebé y un cartel en el que se leía: ‘Por favor ayude a alimentar a mi hijo’. Smith no lo pensó dos veces, bajó la ventanilla y cuando extendió la mano para darle algo de dinero, un hombre se acercó, agarró los billetes y le dio las gracias. Acto seguido, el individuo trató de robarle la cartera. Tras un forcejeo, Smith recibió una puñalada en el pecho. Tanto el hombre como la mujer con el bebé huyeron corriendo.

El marido de Smith se dirigió rápidamente al hospital más cercano pero los sanitarios no pudieron hacer nada para salvar su vida.

Tanto el hombre como la mujer que llevaba al bebé en brazos están en busca y captura. Las autoridades de Baltimore están tratando de identificar a los huidos y conocer si ambos están relacionados.