Una Argentina diezmada ante Bolivia en la altura de La Paz

Por CARLOS VALDEZ

LA PAZ (AP) — Argentina está tercera, pero lejos de soñar con la clasificación al mundial de Rusia 2018, un ambiente de crisis rodea al equipo, que sigue sin mostrar una identidad y sufrirá muchas ausencias en su riesgoso compromiso del martes ante Bolivia en la altura de La Paz.

Una derrota ante un equipo ya eliminado, que no tiene nada que perder, podría dejarlo afuera de los cuatro primeros lugares, que se clasifican directamente.

Su angustiante triunfo ante Chile por 1-0 en Buenos Aires permitió a la albiceleste saltar al tercer lugar de las eliminatorias con 22 puntos, detrás de Brasil (30) y Uruguay (23), pero Colombia (21), Ecuador y Chile (ambos con 20) le pisan los talones.

Gonzalo Higuaín (Juventus), Nicolás Otamendi (Manchester City), Javier Mascherano (Barcelona) y Lucas Biglia (Lazio) quedaron afuera por suspensión mientras que Gabriel Mercado (Sevilla) y Emmanuel Más (Trabzonstor, Turquía), no serán de la partida por lesión. El técnico Edgardo Bauza llamó a última hora a Matías Caruzzo (San Lorenzo), Iván Marcone (Lanús) y Lucas Alario (Ríver) como posibles sustitutos.

Argentina no gana en La Paz, a 3.640 metros de altura, desde el 2005. Cuatro años después, bajo la conducción técnica de Diego Maradona, Argentina cayó 6-1 ante Bolivia. Y en el 2013 empataron 1-1.

Es previsible que el técnico Edgardo Bauza haga un planteo conservador, con un solo hombre de punta, tratando de dosificar energías, de controlar el balón y jugar de contragolpe.

La incógnita es si pondrá a Lionel Messi los 90 minutos. "A Messi lo imagino en La Paz. Lo complica la altura, pero lo imagino", dijo Bauza.

En penúltimo lugar de la tabla con apenas siete unidades y sin chaces para clasificarse, Bolivia está probando jugadores jóvenes con miras a un recambio y viene de complicarle al vida a Colombia a pesar de perder 1-0 en Barranquilla.

El técnico boliviano Mauricio Soria reservó a varios jugadores de La Paz y la base del equipo será The Strongest, el campeón nacional de buen desempeño en la Copa Libertadores.

De seis partidos que jugó en La Paz, Bolivia ganó tres, perdió dos y empató uno.

El cuadro argentino tiene previsto llegar a Santa Cruz, en el oriente boliviano, el lunes en la tarde para pasar a La Paz dos horas antes del partido.