Hombre balea a 2 en gimnasio de Florida antes de suicidarse

Por TIM REYNOLDS
Varios policías patrullan frente al centro comercial Shops at Merrick Park tras un tiroteo, el sábado 8 de abril de 2017, en Coral Gables, Florida. Alvaro Zabaleta del Departamento de Policía de Miami-Dade dijo que los detectives acudieron al lugar de la balacera en esta zona elegante del sur de la Florida. (AP Foto/Lynne Sladky)

CORAL GABLES, Florida, EE.UU. (AP) — Un exempleado abrió fuego dentro de un gimnasio el sábado e hirió gravemente a un gerente y a otra persona antes de suicidarse, indicaron las autoridades.

El gerente falleció en un hospital poco después del tiroteo en el gimnasio Equinox, reveló a The Associated Press un agente que fue informado sobre la pesquisa y que solicitó el anonimato porque no está autorizado a brindar información.

El incidente ocurrió aproximadamente a la 1:00 de la tarde en el lujoso centro comercial, llamado Shops at Merrick Park. Compradores y comensales en los restaurantes del lugar corrieron para resguardarse o se guarecieron donde estaban luego de los reportes de disparos.

La policía del condado Miami-Dade detalló que la segunda víctima se encontraba en condición crítica en un hospital. La policía no ha dado a conocer los nombres del agresor ni de las víctimas.

"Parece ser una disputa entre un exempleado y la gerencia la que detonó esta balacera", dijo el detective Álvaro Zabaleta, de la policía de Miami-Dade.

El centro comercial se encuentra cerca de las instalaciones de la Universidad de Miami. Javy Rodríguez, exestrella de béisbol de Miami, relató que estaba dentro del gimnasio entrenando cuando comenzaron los disparos, y escribió en Facebook que se alejó corriendo. También ayudó a otras personas a salir del edificio.

"Los trabajadores de Equinox hicieron una labor sorprendente de... sacar tranquilamente al resto del lugar", añadió Rodríguez.

En el restaurante Yard House que se encuentra en el interior del centro comercial, muchos clientes se encontraban en la zona al aire libre comiendo o esperando sus platillos cuando la policía ordenó a los empleados del negocio que metieran a todos al interior.

"Así que eso fue exactamente lo que hicimos", afirmó Tim Hartog, gerente general del restaurante. "Nunca fue caótico. Estamos entrenados para hacer estas cosas".

A los empleados se les permitió limpiar y cerrar el restaurante por el resto del día, y posteriormente se les pidió irse a casa. Hartog señaló que el centro comercial fue cerrado hasta el domingo.

Más de una decena de vehículos de la policía y camiones del departamento de bomberos se encontraban afuera del centro comercial después del tiroteo. Se pudo ver a empleados de otras tiendas y restaurantes abandonar el lugar una hora después de la balacera, una vez que el lugar fue declarado seguro.

A través de un comunicado, el gimnasio Equinox indicó que colabora con las autoridades.

"Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias impactadas por esta terrible tragedia. Por el respeto que les tenemos a ellos y a toda nuestra familia de Equinox, nos abstendremos de ofrecer más comentarios hasta que sea apropiado hacerlo", según el comunicado.