Un juez de EEUU ordena prisión provisional para la acusada de ser una agente rusa

Por Sarah N. Lynch
Maria Butina durante una reunión de un grupo de expertos afiliado al gobierno de Rusia, en una foto cedida por autoridades rusas, 17 de julio de 2018. Servicio de Prensa de Cámara Cívica de la Federación Rusa/Cesión via REUTERS

Por Sarah N. Lynch

WASHINGTON (Reuters) - Un juez estadounidense ordenó el miércoles que una supuesta agente rusa fuera encarcelada hasta su juicio después de que la fiscalía alegara que tenía vínculos con la inteligencia rusa y podría huir de Estados Unidos.

    Los fiscales no han acusado a la agente que identificaron como Maria Butina de espionaje, pero dijeron que había estado en contacto con agentes de inteligencia rusos y que tenía información de contacto de varios agentes rusos.

    Durante una audiencia preliminar en el Tribunal de Distrito de EEUU en Columbia, el fiscal principal del caso mostró una foto de Butina en una reunión en un restaurante de Washington con alguien que se cree que es un agente de inteligencia ruso.

La ex estudiante universitaria de 29 años, vestida ante el tribunal con un mono naranja de la prisión, no mostró ninguna emoción cuando su abogado dijo que se declaraba inocente. La próxima aparición ante la justicia de Butina está prevista para el 24 de julio.

    El Gobierno también mostró una copia de una nota manuscrita descubierta por el FBI en el apartamento de Butina en la que preguntaba cómo responder a una oferta de empleo de una agencia de inteligencia rusa, así como una foto de ella frente al Capitolio estadounidense en el día en que Donald Trump juró como presidente hace 18 meses.

"No creemos que estuviera aquí ... solo para asistir a la Universidad Americana", dijo Erik Michael Kenerson, el fiscal principal, añadiendo que Butina estaba implicada en una "campaña de influencia encubierta".

    El caso coincide con una investigación del Asesor Especial de EEUU, Robert Mueller, sobre si miembros de la campaña electoral de Trump en 2016 se coordinaron con responsables rusos. Sin embargo, el caso de Butina está siendo gestionado por la Oficina del Fiscal de EEUU y la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia.

    Moscú niega las acusaciones de Estados Unidos de injerencia en las elecciones y Trump niega cualquier colusión de su campaña.


(Información de Sarah N. Lynch y Tim Ahmann; editado por Jonathan Oatis y Grant McCool; Traducido por Blanca Rodríguez)