Un juez da la razón a padres para que usen el esperma de su hijo fallecido

El cadete, Peter Zhu, fallecido en un accidente de esquí. (AP)

La Justicia dio la razón a los padres de Peter Zhu, un joven de 21 años de edad que falleció el 28 de febrero en un accidente de esquí. Según el dictamen judicial, éstos podrán usar el semen congelado de su hijo para cumplir con el deseo que el joven tuvo en vida: crear una familia.

El anhelo de los progenitores del que fuera cadete del Ejército estadounidense en West Point era que el juez no fallara en contra de su petición por considerarlo como un acto no ético. afortunadamente para ellos, el juez del Tribunal Supremo, John Colangelo, le dio plenos poderes a los padres de Peter para intentar una concepción por medio de un vientre de alquiler que sea fecundado con el esperma del fallecido.

“En este punto, la Corte no pondrá restricciones en el uso que los padres de Peter le quieran dar a su esperma, incluido el uso que tenga el fin de procrear”, escribió Colangelo en su sentencia.

Banco de semen. (Photo by Christopher Furlong/Getty Images)

Original de Concord, California, el joven sufrió un fuerte impacto mientras esquiaba en West Point. Se fracturó la columna vertebral y quedó en estado vegetal con muerte cerebral y subsistiendo gracias a los aparatos médicos a los que estaba conectado. Nunca más podría tener una vida autónoma y era cuestión de tiempo el que los padres tomaran la decisión de desconectarle. Antes de hacerlo, y ante la trágica situación, fueron capaces de abordar la posibilidad de extraer su semen para mantener la dinastía familiar. Peter Zhu era hijo único y la única posibilidad de perpetuar el apellido familiar en una cultura, la china, en la que los hijos obtienen el apellido paterno. Además, el joven siempre soñó con tener una familia.

Un juez permitió a los progenitores extraer el esperma de su cuerpo antes de desconectarlo el último día de febrero. También dieron el visto bueno para que su s órganos fueran donados. No fue hasta el jueves pasado hasta cuando el juez del Supremo determinó que los padres tenían vía libre para usar el semen de su hijo y perpetuar la familia si así lo desean.

Espermatozoide. (Getty Images)

La argumentación de Colangelo es que no encontró ninguna restricción en las leyes estatales o federales que impidieran una reproducción póstuma, evento que no contaba con muchos precedentes judiciales. En 2007, un juzgado de Iowa autorizó la recuperación de esperma de un hombre fallecido con el fin de donarlo a su prometida para que pudiera usarlo en el futuro. En 2009, una mujer de Texas realizó lo mismo que los padres de Peter después de que su hijo muriera con la misma edad.

Sin embargo, el juez avisó a los padres de Peter que podrían encontrar problemas a la hora de realizar la fecundación ya que algunos médicos podrían tener problemas éticos para llevarla a cabo.

La Sociedad Americana de Medicina Reproductora realizó una guía ética en 2018 para los centros de fertilización en cuanto a la recuperación o reproducción póstuma en la que determinó que en esos casos debe existir una autorización escrita previa al fallecimiento. En caso contrario, la decisión recae sobre la pareja.