Un hotel espacial planteado como un crucero pero con vistas más elevadas

Baloncesto, trampolines, escalada, bares, restaurantes… y, claro, espacios destinados a acoger alojamientos en los que descansar de tanta actividad, darse una buena ducha o, simplemente, relajarse viendo las vistas. Es decir, habitaciones de hotel. Eso es lo que promete The Gateway Foundation, empresa que se encuentra tras la Von Braun Station, un hotel espacial cuya apertura está prevista para 2025. El concepto con el que se ha diseñado es el ofrecer a los viajeros espaciales todo lo que podrían encontrar en un crucero clásico.

Su apariencia será la de una rueda giratoria con un centro propio de gravedad que rotará sobre sí misma para dar una mayor comodidad a quienes se alojen en sus instalaciones. Dotarle de gravedad es básico para que tanto huéspedes como tripulación puedan caminar por los diferentes espacios con los pies pegados al suelo.

Hay muchos datos que aún siguen siendo un misterio (el proyecto aún no ha culminado), pero desde Business Insider ha desvelado alguno como que contará con 24 módulos en los que se instalarán soportes vitales y habitáculos para dormir. La idea es que se puedan alojar en torno a 400 personas y recibir unos 100 visitantes a la semana.

El mercado de negocio no se restringirá a los turistas espaciales, sino que, según desvela el citado medio Getaway se plantea alquilar a gobiernos o instituciones estos espacios habitacionales diseñados con ventanas de borde redondeados y decoración neutra y luminosa como si de una película de ciencia ficción se tratase. La idea principal es que el lujo y el minimalismo estén presentes a tenor de las imágenes que acompañan el reportaje.

Entre las actividades que se ofertarán, además de las propias de un crucero como bares y restaurantes, se promete que habrá otras más deportivas y menos habituales para disfrutar de una gravedad distinta. Ahí entran en juego el baloncesto de baja gravedad, los trampolines o las rocas. Pero también, en sus planes, está el de ofrecer excursiones.

Un diseño limpio y futurista para el interior. (Foto: Captura de Youtube / The Getaway Foundation)

Sobre la tecnología, sin necesidad de ponerse muy técnicos -cualquiera que tenga interés puede pasarse por la web de la empresa en la que se desgranan los detalles-, esta es muy similar a la usada para la construcción de la Estación Espacial Internacional.

Lo que sigue siendo un misterio es el precio y la forma de llegar allí. Sobre lo primero, en declaraciones recogidas por La Stampa, el diseñador y arquitecto Tim Alatorre asegura que “dado que el coste general siguen siendo alto, la mayoría de la gente piensa que el turismo espacial solo será para personas muy ricas. Pero esto solo será cierto durante los primeros años. Al final, ir al espacio será solo otra opción que las personas elegirán para sus vacaciones, como ir de crucero o ir a Disney World”.

En cuanto al viaje hasta el hotel, de momento Getaway debe esperar a que tanto SpaceX y Virgin Galactic avancen en su carrera personal y comercial por los vuelos comerciales.