Un hombre le envía la cuenta de la cena por haberlo ignorado después de la cita

Un estadounidense decidió cobrarle a su cita la cena que habían tenido semanas antes porque esta no respondió sus mensajes de texto. [Foto: Getty]

Tener una cita a menudo implica un gran gasto para los solteros.

El vino y la comida, así como las entradas para el espectáculo y el transporte, son algunos de los gastos que se van sumando a la cuenta, una situación especialmente molesta cuando la cita va mal, o peor aún, si te ignoran al día siguiente.

Eso fue exactamente lo que le sucedió a un estadounidense, quien no se detuvo a pensar demasiado qué había salido mal en su cita, sino que le envió la factura para que le reembolsara los gastos de la cena.

Tras disfrutar de una comida y beber unas copas con dicho hombre, cuyo nombre se ha mantenido en el anonimato, la estadounidense Amanda Burnett decidió que no quería seguir avanzando en la relación, así que ignoró el mensaje de texto en el que le pedía volver a salir.

Unas semanas más tarde, Amanda recibió una carta suya y una cuenta por la mitad de los gastos de la cena.

Amanda compartió su horrible experiencia en Twitter y escribió: “Un hombre me acaba de enviar la cuenta por la cena que tuvimos semanas antes porque decidí no responder su mensaje de texto. ¡Increíble!”.

A inicio de este mes, una mujer en Indianápolis tuvo una cita con un hombre y al día siguiente lo ignoró. La semana pasada, recibió por correo una factura de 40 dólares. Tuiteó una foto de la misma y se ha vuelto viral.

Publicó el mensaje junto con una foto de la cuenta, donde se desglosa su deuda: 20 dólares por la bebida, 14,50 dólares por los tacos de cerdo, 1,99 dólares de “tasa de tramitación”, 2,56 dólares por impuestos sobre la venta y 0,47 dólares por los gastos de envío.

En total, su factura fue de aproximadamente 40 dólares, el equivalente a unas 28 libras esterlinas.

En Twitter, muchos usuarios coincidieron en que fue un acto mezquino por parte del hombre, pero otros opinaron que la mujer actuó de forma cruel al ignorarlo.

Uno de ellos escribió: “Si no tienes la decencia de enviarle un mensaje de texto, él tiene derecho a pedirte que pagues la comida. ¡Es justo!”.

Otro comentó: “Muchas mujeres esperan que el hombre pague todo”.

Tras la reacción violenta que generó su publicación, Amanda decidió hacer privada su cuenta en Twitter y escribió: “Me avergüenza cómo pueden llegar a ser las personas, “¿por qué no le enviaste un mensaje de texto? ¿Querías comer gratis?”. UNA MUJER NO ESTÁ OBLIGADA A DAR NADA A CAMBIO DE UNA CENA BARATA (literalmente)”.

Queremos saber lo que piensas: ¿Crees que la actitud del hombre al enviar la factura estuvo completamente fuera de lugar o, por el contrario, piensas que actuó de forma justa ya que ni siquiera le respondieron el mensaje de texto tras pagar la cena?

Ciara Sheppard