Una carta bomba hiere a una empleada en las oficinas del FMI en París

Una empleada del Fondo Monetario Internacional (FMI) sufrió el jueves heridas en la cara y los brazos cuando una carta bomba enviada a la oficina de la institución en París explotó al ser abierta, dijo la Policía. En la imagen, un coche de Policía y un soldado bloquean el acceso a las oficinas del FMI en París, el 16 de marzo de 2017. REUTERS/Christian Hartmann

PARÍS (Reuters) - Una empleada del Fondo Monetario Internacional (FMI) sufrió el jueves heridas en la cara y los brazos cuando una carta bomba enviada a la oficina de la institución en París explotó al ser abierta, dijo la Policía.

La explosión fue causada por un dispositivo casero, dijo el director del cuerpo policial de la capital francesa.

"Era algo bastante casero", dijo el jefe de Policía Michel Cadot a periodistas.

Cadot dijo que se habían recibido recientemente amenazas telefónicas, pero no estaba claro si estaban ligadas al incidente ocurrido en las oficinas del FMI.

Una fuente policial dijo que la mujer que abrió la carta sufrió quemaduras en la cara y los brazos, pero añadió que su vida no corría peligro.

En otro incidente separado, al menos dos personas resultaron heridas en un tiroteo en un instituto en la pequeña localidad de Grasse, al sur de Francia, dijo una fuente policial.

Francia, que está en medio de una campaña presidencial antes de las elecciones que celebrará en seis semanas, ha sufrido varios ataques de grupos islamistas en los últimos años que han causado numerosos muertos y el país aún se encuentra en estado de emergencia con unidades del Ejército patrullando las calles de París.

Un grupo militante griego, Conspiración de las Células de Fuego, reivindicó la responsabilidad de un paquete bomba enviado el miércoles por correo al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, pero no hubo una reivindicación inmediata de la bomba de París.

El FMI ha participado en las negociaciones entre Grecia y sus acreedores internacionales sobre el desembolso de nuevos préstamos a Atenas bajo un programa de rescate.

El presidente François Hollande dijo que las autoridades francesas harían todo lo posible por encontrar a los culpables.

La directora del FMI, Christine Lagarde, condenó la explosión que calificó como "un acto cobarde de violencia".

"Reafirmo que el FMI está decidido a continuar con nuestro trabajo en línea con nuestro mandato. Trabajamos de cerca con las autoridades francesas para investigar el incidente y asegurar la seguridad de nuestro personal", dijo Lagarde.