Un golpeado Panamá recibe a EEUU, que viene de golear

PANAMÁ (AP) — Viene de una derrota ante un rival al que teóricamente debía vencer y enfrenta a una selección estadounidense que acaba de apuntarse una estrepitosa goleada. Súbitamente, las cosas se le complicaron a Panamá en las eliminatorias de la Copa Mundial de fútbol.

El desafío para los "canaleros" es mayúsculo ya que nunca han podido ganarle a Estados Unidos en las eliminatorias. Los norteamericanos, por otra parte, también están necesitados de puntos.

Panamá cedió tres unidades importantes al caer 1-0 el viernes ante Trinidad y Tobago. Quedó tercero con cuatro unidades, una más que Estados Unidos, Trinidad y Honduras, que comparten el último puesto. México lidera el hexagonal con siete puntos y Costa Rica lo escolta con seis.

Panamá solo suma un gol en las tres primeras fechas y echa de menos al veterano delantero Blas Pérez, un motor e ídolo en casa, quien aún no se ha recuperado de una lesión muscular que lo marginó de la visita a Trinidad.

A juzgar por lo visto en las prácticas, el entrenador de los panameños, el colombiano Hernán Darío Gómez, saldría desde el vamos frente a los estadounidenses con dos delanteros, Gabriel Torres y Luis Tejada.

"No queda de otra, hay que apuntar al arco de Estados Unidos el martes", señaló el "Bolillo" Gómez, quien al mismo tiempo instó a la afición a meterse como nunca en el partido desde las tribunas.

Estados Unidos ejerce total superioridad sobre Panamá en la historia de las eliminatorias, en que le ha ganado los cinco partidos, dos como visitante. Además, le trae un triste recuerdo a su socio canalero: el revés con goles en los últimos minutos que le impidió avanzar a un repechaje en la última fecha del pasado hexagonal.

El técnico de Estados Unidos, Bruce Arena, aclaró en rueda de prensa que de ninguna manera pueden confiarse el martes. "Sabemos que vamos a enfrentarnos a un gran equipo, y las eliminatorias son muy complicadas".

Arena, quien conoce muy bien a Panamá porque en su primer periodo como entrenador de su país (1998-2006) lo enfrentó en Copa de Oro, dijo que espera un rival "agresivo. Debemos ser pacientes porque no será como el viernes (cuando golearon como local 6-0 a Honduras)".

Estados Unidos consiguió esa goleada después de perder sus dos primeros partidos contra México y Costa Rica, ante este último por paliza (4-0). Ello derivó en la destitución de Jurgen Klinsmann y en la llegada de Arena.

El plantel norteamericano llega diezmado a Panamá por las lesiones y al menos dos de los titulares que vieron acción en el partido contra Honduras, el defensa John Brooks y el volante Sebastian Lletget, no estarán disponibles. Sin embargo, el visitante sonríe por el fabuloso retorno del veterano Clint Dempsey tras recuperarse de una taquicardia. El volante ofensivo del Seattle Sounders de la MLS metió tres de los seis goles en la paliza contra Honduras.

¿Intentará Panamá sacarse la espina por la derrota 3-2 ante Estados Unidos que la eliminó en el pasado hexagonal?

El atacante Jozy Altidore, quien jugó ese partido y lo recuerda bien, cree que es posible.

"Fue un día duro para mí como profesional porque sé que es muy importante clasificarse a un Mundial y Panamá no fue", dijo a los periodistas el lunes durante un entrenamiento en el Estadio Rommel Fernández. "Seguro que mañana ellos van a tener eso en su cabeza".

Para los jugadores panameños el rival no es ningún desconocido e incluso varios son compañeros de clubes en la MLS, como Dempsey y el zaguero Román Torres en Seattle y Altidore con el volante Armando Cooper en el Toronto.

"Ya le hablé a mis compañeros que tenemos que tener cuidado con él", señaló Altidore.