Un caballo se desploma por agotamiento durante una prueba de arrastre en Valencia

Los animales son sometidos en multitud de ocasiones a sobresfuerzos difíciles de soportar. Elefantes, bueyes, camellos, caballos o asnos se encuentran entre los más perjudicados porque son utilizados como motores de carga y, generalmente, soportan mayor volumen y peso del que pueden.

El último caso se ha dado en Riba-roja de Túria, Valencia, donde un caballo cayó desplomado por agotamiento durante una prueba de tiro y arrastre que se celebró el pasado domingo en la localidad.

Así lo ha denunciado recientemente el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) a través de un video difundido en las redes sociales en el que se observa al animal como cae al suelo de golpe.

Previamente, en la imágenes se aprecia al equino cargado con un carro lleno de sacos desplazándose con dificultad y a un grupo de personas intentando que avance. El desenlace es el desplome del animal.

El partido animalista considera que el maltrato animal en la prueba de tiro y arrastre es “la norma y no la excepción” y lamenta haber tenido que presenciar “unas imágenes que encogen el corazón” en la primera prueba a la que asiste tras un año de ausencia.

Esta no es la primera vez que el PACMA denuncia el maltrato animal en una práctica que se realiza en varias localidades valencianas. Hace dos años ya puso de manifiesto unas imágenes que recogían puñetazos en la cabeza, golpes en los testículos, patadas e insultos a los caballos.