Un famoso youtuber chino graba su propia muerte al caer desde lo alto de un rascacielos

ADVERTENCIA: El vídeo de la caída del youtuber puede herir la sensibilidad

Cientos de miles de personas veían cada uno de sus vídeos y disfrutaban con sus acrobacias y temeridades en lo alto de grandes edificios de China. Pero su último gran reto le terminó costando la vida. Wu Yongning, de 26 años, era un youtuber muy popular, que el pasado 8 de noviembre terminó precipitándose al vacío desde lo alto de un rascacielos. Su novia lo acaba de confirmar hace escasos días, mostrando el vídeo del fatal desenlace.

Wu había recibido entrenamiento de artes marciales y también había trabajado como extra en la industria del cine, pero decidió dejarlo todo para dedicarse a sus escaladas extremas porque le daban más dinero. Se había convertido en una celebridad en China gracias a sus vídeos cortos en Weibo, la red social más popular del país. En ellos se encaramaba a lo alto de los edificios y hacía numerosas piruetas sin ningún tipo de equipo de seguridad.

Uno de los números de Wu (Weibo).

El desafío que le costó la vida fue en lo alto del Huayan International Centre, un edificio de 62 pisos. Wu estimaba que en esta ocasión podía ganar unos 13.000 euros, una cantidad que le iba a permitir sufragar su boda y pagar el tratamiento médico de su madre enferma, tal y como explica el South China Morning Post. Para grabar el número instaló una cámara en el edificio de enfrente.

Pero las cosas no salieron como siempre. Tras unas flexiones en la cornisa del rascacielos, a Wu le empiezan a fallar las fuerzas y finalmente termina cayendo al vacío. La cámara fue testigo del trágico momento, pero lo que pasó no se ha hecho público hasta un mes después.

Los seguidores del youtuber, preocupados por la ausencia de vídeos durante varias semanas, empezaron a preguntar y finalmente la novia del muchacho reveló la verdad, al tiempo que publicaba el último vídeo.

“Hoy es 8 de diciembre. Me hace pensar en el 8 de noviembre, el día que nos dejaste y dejaste este mundo”, escribió.

Wu había subido en ascensor más de 40 plantas del edificio y después trepó otras 20 más hasta el lugar en el que filmó el vídeo. Su cuerpo fue encontrado por uno de los limpiadores del rascacielos.