La ultraderecha española exige la dimisión del Gobierno por su "destrucción de las instituciones"

Critican la reforma del delito de sedición, una concesión de Pedro Sánchez a los independentistas.