Dan ultimátum a INM para quitar módulo en Oaxaca

JUCHITÁN, Oax., noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- El cabildo del municipio de San Pedro Tapanatepec emplazó a las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) para que a más tardar el viernes 25 de noviembre desmantele el módulo humanitario donde se entregan permisos de tránsito y que desde fines de julio habilitó en el campo deportivo "21 de marzo" de esa población ubicada en la zona oriente del Istmo de Tehuantepec.

El presidente municipal de San Pedro Tapanatepec, Humberto Parrazales, informó la mañana de hoy sobre el ultimátum dado al INM, al encabezar una segunda caravana de al menos 200 migrantes, entre ecuatorianos y dominicanos, que tuvieron que abandonar el módulo en el que las autoridades migratorias continúan entregando los permisos de tránsito libre por el país.

"Desde ayer notificamos por escrito al INM de la decisión que tomamos, en el sentido de que desmantelen el módulo. Esa es una determinación que no está sujeta a negociación. Deben retirarse a más tardar este viernes 25 de noviembre, de lo contrario, se armarán más caravanas hasta que no haya migrantes en el municipio", advirtió el edil.

Humberto Parrazales explicó que su gobierno le está ofreciendo al INM un predio de una hectárea a unos ocho kilómetros al poniente de la ciudad, cerca de donde se localiza la estación migratoria, para que mude el módulo. Dicho terreno está a un costado de la carretera Panamericana 190.

"Nosotros le vamos a facilitar la maquinaria necesaria para el desmonte y limpieza del predio", ofreció.

Desde la apertura del módulo humanitario, el viernes 29 de julio pasado, según estimaciones de las autoridades municipales, han transitado por San Pedro Tapanatepec casi 200 mil migrantes procedentes de más de una docena de países de varios continentes.

Actualmente, hay en Tapanatepec cerca de 13 mil extranjeros en espera de sus permisos de tránsito, según datos de la autoridad municipal.

Ante la saturación de personas que permanecen en espera de permisos en esta pequeña población oaxaqueña, el pasado sábado 12 de noviembre el presidente municipal encabezó una primera caravana de unos 500 migrantes, venezolanos en su mayoría, para desfogar la presencia de extranjeros en las calles de Tapanatepec, y exigió al INM que apresurara la expedición de los permisos de tránsito, con la finalidad de que los migrantes no se queden muchos días en la localidad.

Con una población de 8 mil habitantes en la cabera municipal, San Pedro Tapanatepec, admitió el edil, ha sido rebasada. Escasea el agua, la atención en comercios y sucursales bancarias se alentó y en los patios de las viviendas se habilitaron cocinas económicas y peluquerías.

A ello se suma que en las últimas semanas se violaron las restricciones impuestas, como la venta y consumo de alcohol en las calles.

Además, con la finalidad de evitar riesgos sanitarios, por la presencia de miles de personas procedentes de diferente países, a solicitud del DIF municipal y del propio ayuntamiento de San Pedro Tapanatepec, brigadas de Médicos Sin Fronteras, personal de UNICEF y brigadas de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), se coordinan para atender la salud de migrantes y de la comunidad y evitar brotes de enfermedades.