UITP pide incluir al transporte en estrategias de recuperación

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 28 (EL UNIVERSAL).- Los gobiernos deberán incluir al transporte público en las estrategias de recuperación financiera tras la pandemia por Covid-19, pues es la columna vertebral de la movilidad urbana en todas las ciudades, informó Pere Calvet Tordera, presidente de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP).

Al inaugurar el 12° Congreso Internacional de Transporte, comentó que es necesario implementar sistemas de financiación alternativos, como tasas de congestión o el cobro de peaje, para contener el desarrollo del transporte privado y contribuir a la movilidad sostenible. Pere Calvet sostuvo que, pese a que la pandemia dejó muchos efectos negativos, el escenario también genera numerosos efectos positivos, como la posibilidad de reducir el uso de vehículos privados y redefinir la planificación urbana, para priorizar a las personas y ponerlas en el centro de atención.

Indicó que una de las lecciones más importantes que ha dejado la pandemia es que el transporte público no es fuente de contagio, y constituye la única manera de disminuir las concentraciones de dióxido de carbono, para limitar el aumento de la temperatura a 1.5 grados, como lo recomiendan las autoridades en la materia.

Por su parte Jesús Padilla Zenteno, fundador de la Asociación Mexicana de Transporte y Movillidad (AMTM) coincidió en que el transporte público debe ser el eje trasversal de la agenda de los todos los gobiernos, para apostar por una movilidad sustentable, donde el peatón, sea el centro de la movilidad en la ciudad. Expresó que la planeación de las ciudades tiene que ver con la humanización, y que un transporte público eficiente debe generar una gran densidad de trabajos y productividad que contribuyan al desarrollo económico y social de las ciudades y regiones.

Asimismo explicó que la transportación pública aporta grandes oportunidades para la reducción de desigualdades y es un factor relevante de la integración social.

En tanto Nicolás Rosales Pallares, presidente de la AMTM, dijo que en México como en América Latina, el transporte público registra la peor caída de su historia, con la pérdida del 80% de la demanda. Explicó que la crisis sanitaria se tradujo en una crisis económica y financiera para el sector, por lo que la movilidad urbana requiere un cambio de mentalidad "para redefinir cómo movernos, en qué nos movemos, así como planear nuestras ciudades y sistemas de transporte, siempre teniendo como eje central al usuario y la convivencia de distintas formas de moverse tanto en el espacio público, como entre las personas".