Uganda declara extinguido el brote de ébola que causó 55 muertos

FOTO DE ARCHIVO: La ministra de Sanidad ugandesa, Jane Ruth Aceng, en Entebbe

Por Elias Biryabarema

KAMPALA, 11 ene (Reuters) - Uganda declaró el miércoles el fin de un brote de ébola de casi cuatro meses, cuya contención puso al país en aprietos inicialmente, si bien posteriormente pudo controlarlo rápidamente a pesar de la ausencia de una vacuna probada contra la cepa vírica en cuestión.

"Hemos controlado con éxito la propagación del ébola en Uganda", declaró Jane Ruth Aceng, ministra de Sanidad del país, durante una ceremonia para conmemorar el fin del brote.

El brote causó la muerte de 55 de las 143 personas infectadas desde septiembre, según cifras del Ministerio de Sanidad ugandés. Seis de las víctimas mortales eran trabajadores sanitarios.

La declaración del miércoles se produjo después de que Uganda completara 42 días sin casos activos, lo que representa dos periodos completos de incubación del virus.

En las primeras semanas del brote, los casos se propagaron más allá del epicentro de Mubende -a 150 km al oeste de la capital, Kampala- a varios otros distritos, incluido Kampala.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, elogió a Uganda por su respuesta al virus.

"Uganda ha demostrado que se puede derrotar al ébola cuando todo el sistema trabaja conjuntamente, desde la puesta en marcha de un sistema de alerta hasta la búsqueda y atención de las personas afectadas y sus contactos, pasando por la plena participación de las comunidades afectadas en la respuesta", afirmó Tedros en un comunicado.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, dijo que el retraso de dos semanas en declarar el brote tras la primera muerte probable por ébola significó que "se perdió la oportunidad de poner inmediatamente en cuarentena a los contactos".

Sin embargo, las autoridades sanitarias de Uganda consiguieron invertir la tendencia de la enfermedad en noviembre, tras imponer un confinamiento en los distritos afectados.

El ébola se propaga a través del contacto con los fluidos corporales de una persona infectada y tiene una tasa de letalidad cercana al 50%. Más de 11.300 personas murieron durante el brote de 2013 a 2016 en África Occidental.

A diferencia de la cepa más común del virus, la variedad del Zaire, que ha estado detrás de varias epidemias recientes en la vecina República Democrática del Congo, la cepa detrás del brote de Uganda, la de Sudán, no tiene vacuna probada.

Aun así, los expertos afirmaron que la experiencia de Uganda en la lucha contra brotes anteriores de ébola y su primo vírico, el de Marburgo, ayudó a su respuesta.

(Reporte de Elias Biryabarema; información adicional de Aaron Ross; escrito por George Obulutsa; edición de Alexander Winning y Angus MacSwan; editado en español por Darío Fernández)