Un luchador deja casi inconsciente a su rival pero se gana el respeto de todos con su reacción

LA NACION
·1  min de lectura

El luchador australiano de artes marciales mixtas (MMA), Jimmy Crute, venció a su rival lituano, Modestas Bukauskas, con un potente nocaut. Pero la mayor sorpresa fue la que se llevaron los espectadores por su reacción cuando su oponente cayó al suelo.

Pese a que no era el favorito para ganar la pelea, Crute necesitó solo dos minutos de la primera ronda para noquear a Bukauskas en la pelea de UFC Fight Island 6 que se celebró el fin de semana en Abu Dabi.

El australiano lanzó un fuerte derechazo directo a la cabeza del lituano y continúo con varios golpes, hasta que su oponente se desplomó casi inconsciente.

"Superauto de los mares": el impresionante yate Lamborghini de 3,5 millones de dólares que se compró Conor McGregor

La actuación de Crute se volvió aún más elogiable luego de nocaut, cuando vi a su rival desplomado en la lona. Después de que el árbitro detuviera la pelea, el australiano se sentó al lado de su rival para colocar su brazo sobre el hombro de Bukauskas, como abrazándolo, para mostrar compasión por la feroz paliza que le acababa de propinar. Fue una muestra de respeto hacia el contrincante que llegaba con grandes expectativas.

Con esta victoria, Crute ganó su segunda pelea consecutiva en peso semipesado y mejoró su récord general de UFC. De esta manera, el australiano se posiciona como un luchador en ascenso dentro del mundo de las MMA.