UEFA contempla relajar el fair play financiero

ROB HARRIS
·3  min de lectura
La fotografía del martes 17 de marzo de 2020 muestra el emblema de la UEFA en las oficinas de ese organismo en Nyon, Suiza (Jean-Christophe Bott/Keystone via AP)

UEFA

La fotografía del martes 17 de marzo de 2020 muestra el emblema de la UEFA en las oficinas de ese organismo en Nyon, Suiza (Jean-Christophe Bott/Keystone via AP)

LONDRES (AP) — La UEFA analiza modificaciones en el reglamento de fair play financiero como respuesta a la súbita pérdida de ingresos que sufren los clubes por la abrupta paralización de los torneos en Europa.

Las regulaciones entraron en vigor hace una década a raíz de la crisis financiera global que provocó el colapso de bancos, todo con el fin de prevenir que los clubes europeos asumieran grandes pérdidas.

Pero la normativa para tener las cuentas en orden, una que fuerza a los clubes clasificados a la Liga de Campeones y la Liga Europa que gasten sólo lo que ingresan, restringieron que dueños con inmensas fortunas pudieran inyectar fondos para fichajes y pago de salarios.

Ahora, tales aportaciones de efectivo por parte de inversionistas serían necesarias para preservar el bienestar financiero de los clubes. Algunos equipos, como el Tottenham que alcanzó la final de la Liga de Campeones en 2019, se han beneficiado con ayudas del tesoro nacional, poniendo en licencia a sus empleados del área no deportiva al ampararse con un esquema de licencias del gobierno británico que cubre salarios.

La UEFA, al tiempo que trata de determinar cuándo podrá reanudar la temporada, evalúa los cambios que serían necesarios mientras la pandemia golpea las finanzas del fútbol europeo.

“Un grupo de trabajo tiene como tarea analizar cómo el proceso de completar de licencia de clubes y el fair play tendría que adaptarse para tomar en cuenta los desafíos extraordinarios que los clubes enfrentan, como resultados de la crisis por el COVID-19”, dijo la UEFA a The Associated Press el martes. “La situación evoluciona rápidamente y el grupo de trabaja monitorea con regularidad la situación con el fin de presentar una propuesta en las próximas semanas”.

El presidente de La Liga española, Javier Tebas, ha sido un firme partidario del fair play financiera, en particular para castigar al Paris Saint-Germain y Manchester City por beneficiarse por tener dueños que son ricos estados árabes.

El City fue vetado de la Liga de Campeones para las próximas dos ediciones por supuestos encubrimientos de la fuente de ingresos de Abu Dabi. Ese caso y apelación no se vería impactado por un eventual cambio del reglamento financiero.

Pero Tebas ahora ha relajado su postura sobre dueños que sean capaces de apuntalar a sus clubes con sus fortunas, si ello no distorsiona el mercado de fichajes.

“Si esa gente quiere invertir mucho dinero en el fútbol ... para reducir las deudas de los clubes, creo que eso se se debería analizar y podría ser posible”.

Pero Tebas sigue sin querer que países como Qatar, dueño del PSG, pueda inflar las cuentas bancarias para así gastar en jugadores.

“Lo que preocupan son los estados”, dijo Tebas. “Cuando acabe la crisis, quizás no serán afectados. Si hablamos de esos clubes cuyos dueños son estados es algo en lo que no estoy de acuerdo”.

El comité ejecutivo de la UEFA acordó la semana dar más tiempo a las asociaciones miembros para completar el proceso de licencia de clubes, incluyendo aportar documentación financiera, dado que no se tiene una fecha estipulada para el comienzo de la temporada.

“Las actuales circunstancias excepcionales precisa de algunas intervenciones específicas para facilitar el funcionamiento de las asociaciones miembro y los clubes”, dijo la UEFA sobre el fair play financiero.

El club Marsella es el más importante cuyas finanzas son objeto de investigación tras ser acusado de quebrantar un acuerdo impuesto para solventar sus previos problemas financieros. El club, segundo en la liga francesa, acordó no excederse de los 30 millones de dólares en pérdidas bajo los actuales cálculos del fair play, y mantener en cintura el costo de su nómina de salarios.

Según los datos más recientes de la UEFA, los clubes en Europa alcanzaron un beneficio combinado de 140 millones de euros en 2018, comparado con pérdidas de 1.663 millones de euros en 2009 antes que el fair play financiero entrara en vigor.