La UE vigilará la frontera entre Lituania y Bielorrusia a partir de la próxima semana

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri, en Bruselas, Bélgica, el 17 de enero de 2020

Por Andrius Sytas

VILNA, 19 jul (Reuters) - La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) desplegará 60 guardias fronterizos para vigilar la frontera de Lituania con Bielorrusia la próxima semana, tras el aumento de migrantes que la cruzan de forma ilegal, según informó el lunes su director ejecutivo.

En respuesta a las sanciones de la UE, el presidente bielorruso Alexander Lukashenko dijo que Bielorrusia ya no detendrá a las personas que intenten entrar en Lituania desde su territorio. Desde entonces, Vilna ha acusado a Minsk de hacer volar a los inmigrantes desde el extranjero para que entren ilegalmente en el bloque europeo.

Casi 2.100 inmigrantes han entrado ilegalmente en el país miembro de la UE desde Bielorrusia este año, de los cuales 1.400 lo hicieron este mes, según el servicio de guardia de fronteras lituano.

La misión de intervención fronteriza rápida de Frontex, solicitada por Lituania, es la primera de la agencia desde que comenzó a vigilar la frontera terrestre de Grecia con Turquía en marzo de 2020.

Los 60 agentes de la patrulla fronteriza, con una treintena de vehículos y dos helicópteros, además de personal para examinar y entrevistar a los migrantes, se desplegarán desde el 29 de julio hasta el 6 de octubre.

"Nos enfrentamos a algo que no tiene precedentes", dijo a los periodistas el director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri, en la capital lituana, Vilna. "Es la primera vez en la historia que Frontex tiene que desplegar una operación de este tipo en esta región de la Unión Europea".

La mayoría de los inmigrantes proceden de Irak. Lituania ha dicho que los migrantes llegan a Bielorrusia en vuelos directos desde Bagdad y Estambul, una acusación a la que Minsk no respondió inmediatamente.

Leggeri afirmó que la crisis migratoria en Lituania "fue creada y es alimentada por" Bielorrusia, a quien acusó de utilizar la migración irregular como palanca ante la UE y Lituania tras las últimas sanciones contra Minsk. Bielorrusia no respondió inmediatamente a una petición de comentarios sobre las acusaciones.

Lituania está construyendo una barrera de alambre de espino de 550 km en su frontera con Bielorrusia, que en su mayor parte no está vallada. La construcción se ha paralizado mientras se busca la manera de conseguir el alambre de espino.

Eslovenia y Dinamarca, miembros de la UE, suministrarán alambre de espino "lo más rápido posible", además de lo que Lituania está adquiriendo por sí misma, dijo la ministra del Interior lituana, Agne Bilotaite.

"Esta situación en la que la migración ilegal se utiliza como herramienta contra Lituania es intolerable. Todo el mundo en Europa comprende su gravedad, y nos apoyamos no sólo en las palabras, sino también en los hechos", dijo Bilotaite.

Los opositores de Lukashenko lo acusan de reprimir con dureza la disidencia desde que comenzaron las protestas el pasado agosto por unas elecciones que consideran amañadas. Lukashenko niega el fraude electoral.

La UE impuso nuevas sanciones a Bielorrusia después de que Minsk desviara en mayo un avión de pasajeros que volaba de Grecia a Lituania y detuviera a un periodista disidente y a su novia que iban a bordo.

(Editado por Timothy Heritage; Traducido por Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.