La UE sanciona a otras 37 personas y entidades de Irán por la represión interna

Bruselas, 23 ene (EFE).- La Unión Europea (UE) sancionó este lunes a otras 37 personas y entidades de Irán por considerarlas responsables de la represión de las libertades fundamentales de los ciudadanos que desde septiembre protestan contra el Gobierno a raíz de la muerte en custodia policial de la joven Masha Amini, arrestada por llevar mal colocado el velo islámico.

Los ministros de Exteriores comunitarios, reunidos en Bruselas, dieron luz verde a la cuarta ronda de sanciones contra Irán en el contexto de la situación de los derechos humanos en el país, que incluye nuevas medidas restrictivas contra 18 personas y 19 entidades.

La lista, ya publicada en el Diario Oficial de la UE a fin de que las sanciones entren en vigor, incluye a personalidades como el ministro iraní de Deporte y Juventud, Hamid Sajjadi, a quien la UE considera “responsable de presionar a los atletas de Irán para que guarden silencio y de impedirles hablar internacionalmente contra la represión” en el país.

La UE detalla que Sajjadi estuvo “involucrado personalmente” en el caso de Elnaz Rekabi, escaladora iraní que compitió sin velo en el Campeonato Asiático de Escalada en Seúl el pasado otoño de 2022.

Según la UE, tras la competición, Rekabi fue “engañada" para que entrara en el edificio de la Embajada de Irán en Seúl, donde su pasaporte y teléfono móvil fueron confiscados por orden de las autoridades iraníes.

A continuación, en Teherán, fue interrogada y se reunió con Sajjadi, momento en el que “fue obligada a hacer una declaración pidiendo disculpas por competir sin hiyab y fue amenazada con la confiscación de terrenos propiedad de su familia”, cuya casa se supo posteriormente que había sido demolida, apunta la UE.

Entre los altos cargos iraníes sancionados destacan varios gobernadores locales, algunos de ellos con pasado en las fuerzas locales del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica, así como parlamentarios, o el jefe de la Oficina Central para Ordenar el Bien y Prohibir el Mal (Oficina Central para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio), Mohammed Saleh Hashemi, entidad que también ha sido incluida en la lista negra.

Igualmente han quedado sancionados directivos de la Sociedad de Radiodifusión de la República Islámica de Irán y varios miembros del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica y de de la paramilitar Fuerza de Resistencia Basij.

En esta ocasión, los ministros europeos no tomaron ninguna decisión sobre incluir a los Guardianes, como entidad, en su lista de organizaciones terroristas, como ha solicitado el Parlamento Europeo y ha respaldado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, señaló a su llegada al Consejo que, para que se pueda considerar a la Guardia Revolucionaria como una entidad terrorista tiene que darse alguna sentencia en ese sentido en un tribunal de uno de los Estados miembros de la Unión, algo que aún no ha ocurrido.

En la lista de sanciones se ha incluido también a varios cuerpos regionales de la Guardia Revolucionaria y, también, a las Fuerzas Especiales de la Policía Iraní.

Igualmente, a empresas tecnológicas que se han puesto al servicio de la represión interna o a autoridades como la Autoridad Reguladora de la Comunicación, asociada al Ministerio iraní de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Tras conocer el voto en la Eurocámara la semana pasada que pedía considerar a nivel de la UE al cuerpo de elite iraní como terrorista, el ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, informó este domingo de que el Parlamento iraní planea poner a miembros del ejército de los países europeos en la lista de terroristas como respuesta.

Las autoridades iraníes han respondido a las protestas sociales con una fuerte represión policial que ha causado casi 500 muertos y cerca de 20.000 detenidos, según oenegés establecidas fuera de Irán, a lo que se suma la ejecución de cuatro manifestantes.

La UE ya ha impuesto, desde la muerte de Amini, tres rondas de sanciones selectivas contra responsables iraníes a los que ha prohibido viajar a su territorio y ha congelado los activos que pudieran tener en los Estados miembros.

(c) Agencia EFE