Anuncios

La UE dice que su salida del Tratado sobre la Carta de la Energía es "inevitable"

FOTO DE ARCHIVO. Diferentes banderas de países miembros de la Unión Europea durante un debate en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, Francia

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 7 feb (Reuters) - La Comisión Europea ha comunicado a sus países miembros que la salida conjunta del bloque comunitario de un controvertido tratado internacional sobre energía parece "inevitable", según un documento al que tuvo acceso Reuters, con algunos de los 27 habiendo abandonado ya el acuerdo por motivos climáticos.

El Tratado sobre la Carta de la Energía de 1998, que cuenta con unos 50 signatarios, entre ellos países de la Unión Europea, se concibió para proteger a las empresas del sector energético permitiéndoles demandar a los Estados por las políticas que afectan a sus inversiones.

Pero en los últimos años se ha utilizado para impugnar políticas que exigen el cierre de centrales de combustibles fósiles, lo que hace temer que sea un obstáculo para abordar el cambio climático.

Francia, Alemania, Países Bajos, Polonia y España ya han anunciado sus planes de abandonar el tratado, lo que aumenta la presión sobre Bruselas para que coordine una retirada de toda la UE. Italia lo abandonó en 2016.

En un documento compartido con los países de la UE y al que tuvo acceso Reuters, la Comisión Europea dijo que la opción "más adecuada" sería la salida de la UE y sus 27 Estados miembros.

"Una retirada de la UE y de Euratom (el tratado constitutivo de la comunidad europea de la energía atómica) del Tratado sobre la Carta de la Energía parece inevitable", dice el documento.

Según el documento, ésta no es la posición oficial de Bruselas, sino que refleja sus opiniones preliminares y pretende orientar el debate entre los países sobre sus próximos pasos.

Según la Comisión Europea, son muchos los factores que han llevado a esta valoración.

Los miembros del tratado acordaron algunas reformas el año pasado, pero los países de la UE las rechazaron, lo que significa que se sigue aplicando su contenido no reformado con protecciones más estrictas de las inversiones.

Según la Comisión, seguir formando parte de este tratado "socavaría claramente" los objetivos climáticos de la UE.

Dado el número de países que abandonan individualmente el tratado, no parece factible renegociarlo.

Una salida de la UE requeriría el apoyo de al menos 15 países del bloque y del Parlamento Europeo, que ya ha respaldado la idea.

Incluso si los países se retiran, una "cláusula de suspensión" significa que el tratado seguiría protegiendo las inversiones existentes en combustibles fósiles durante 20 años.

Los países de la UE podrían acordar entre sí no aplicar esta cláusula, ya que la mayoría de las inversiones energéticas en sus territorios las realizan empresas de la UE.

Pero tendrían que llegar a un acuerdo de este tipo con otros miembros del tratado dispuestos a ello para evitar futuras demandas, como las de Japón, Azerbaiyán y Reino Unido, antiguo país miembro de la UE.

"Por el momento, ninguna parte firmante no perteneciente a la UE ha indicado que esté dispuesta a aceptar una solución de este tipo", afirma el documento, que los diplomáticos de los países de la UE tienen previsto debatir el martes.

(Información de Kate Abnett; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)