La UE respalda investigar los actos violentos contra la democracia en Brasil

Bruselas, 11 ene (EFE).- La Unión Europea (UE) respaldó este miércoles los esfuerzos emprendidos por Brasil para investigar a los responsables de los actos violentos del pasado domingo contra las instituciones democráticas del país, que llevaron al asalto de las sedes de los tres poderes en Brasilia.

“La Unión Europea condena firmemente estos escandalosos actos de violencia política y el inaceptable ataque contra la democracia que representan”, indicó el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en una declaración en nombre de los Veintisiete.

Borrell expresó la solidaridad de la UE con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y “con las instituciones brasileñas en su defensa de la democracia”, y apoyó “las medidas adoptadas para restablecer el orden y el respeto del Estado de Derecho”.

“Acogemos con satisfacción los esfuerzos en curso para investigar a los responsables de los ataques contra la democracia de Brasil y de los actos de vandalismo contra la propiedad pública y el patrimonio nacional histórico”, subrayó.

Borrell recordó que el ejercicio de los derechos y libertades democráticos “debe realizarse respetando la Constitución y las instituciones elegidas democráticamente”, y enfatizó que “las diferencias políticas no pueden justificar actos delictivos ni poner en tela de juicio los resultados de elecciones democráticas”.

“La UE reitera su confianza en la democracia brasileña y en la solidez de sus instituciones. Estamos convencidos de que prevalecerán sobre la violencia y el extremismo”, apuntó.

También afirmó que la UE refuerza su compromiso de trabajar con el recién formado Gobierno brasileño de cara a “fortalecer nuestra asociación estratégica mutuamente beneficiosa y defender nuestros valores comunes”.

El político español confió en que la UE pueda “profundizar y ampliar” su relación con Brasil en defensa y promoción de la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos, así como mejorar su trabajo conjunto en favor de un desarrollo inclusivo, justo y sostenible.

“Para alcanzar estos objetivos, la UE está dispuesta a intensificar su compromiso con las autoridades brasileñas y a seguir apoyando el papel de la sociedad civil”, subrayó.

Los seguidores más radicales del expresidente Jair Bolsonaro, que no reconocen la victoria de Lula da Silva en las elecciones presidenciales de octubre y defienden un golpe de Estado para derribarlo, protagonizaron el domingo un violento ataque a las sedes de la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema.

Cerca de 1.500 bolsonaristas han sido detenidos por los actos de vandalismo del domingo, que provocaron cuantiosos y graves daños a las tres edificaciones, después de que la policía, en una reacción tardía, consiguiera desalojarlos.

(c) Agencia EFE