La UE y el Reino Unido siguen sin cerrar un pacto ante la llegada de otra fecha límite

Agencia EFE
·5  min de lectura

Bruselas, 20 dic (EFE).- La Unión Europea y el Reino Unido siguen sin lograr un pacto sobre su relación tras el Brexit, en particular, por la falta de consenso en la pesca, a pesar de que se aproxima la fecha límite de la medianoche del domingo que había establecido la Eurocámara para tener un acuerdo.

Sin embargo, Francia ha rechazado ese límite y la Comisión Europea tampoco lo ha asumido.

El negociador de los Veintisiete, Michel Barnier, afirmó hoy que "en este momento crucial para las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido", Bruselas sigue trabajando "duro" con el equipo británico.

"La UE sigue comprometida con un acuerdo justo, recíproco y equilibrado. Respetamos la soberanía del Reino Unido. Y esperamos lo mismo. Tanto la UE como el Reino Unido deben tener el derecho a fijar sus propias leyes y controlar sus propias aguas. Y los dos deberíamos ser capaces de actuar cuando nuestros intereses estén en juego", publicó en Twitter.

EL LÍMITE DEL PARLAMENTO

El jueves pasado, los líderes de los grupos parlamentarios de la Eurocámara fijaron la medianoche de hoy como el momento límite para contar con un pacto, ya que si se retrasa más, el Parlamento no dispondría de suficiente tiempo para hacer el escrutinio del texto previo a su ratificación.

En un comunicado, dijeron estar "preparados para organizar un pleno extraordinario hacia finales de diciembre en el caso de que se llegue a un acuerdo antes de la medianoche del domingo 20 de diciembre, para que el Parlamento Europeo pueda debatir el resultado de la negociación y considerar si da su consentimiento".

Los líderes aseguraban que su disposición depende también de que "tengan acceso a un texto de cualquier acuerdo" antes de que éste se les refiera de manera formal, y pidieron a la Comisión Europea que envíe a los eurodiputados un texto provisional lo antes posible.

El Parlamento Europeo lleva semanas advirtiendo de que ostenta la competencia de revisar los acuerdos comerciales a los que llega la Unión Europea con terceros países e insistiendo en que necesitará tiempo para realizar un escrutinio de los textos, que habitualmente cuentan con cientos o incluso miles de páginas.

Una vez reciba el texto formalmente, el Parlamento Europeo debe convocar un pleno de dos días para anunciar la recepción del pacto y su remisión a las comisiones competentes, para que den su luz verde y lo devuelvan al pleno para su voto final al día siguiente, usando todos los procedimientos urgentes de los que disponen.

En cualquier caso, las conversaciones podrían continuar tras la próxima medianoche y, si se logra un pacto antes de fin de año, el 1 de enero podría aplicarse de manera provisional sin el consentimiento de la Eurocámara, que validaría el acuerdo ya en 2021.

El secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, descartó comprometerse con la fecha límite de hoy durante una entrevista con la emisora de radio France Inter el sábado.

"Creo que nunca hay que negociar con alguna forma de presión temporal, porque te obliga a hacer concesiones para terminar, pase lo que pase, y nosotros no queremos un acuerdo a cualquier precio", subrayó, y agregó que "es normal no decir, escucha, es domingo por la noche, paramos y sacrifico todo".

Avisó de que "están en juego sectores enteros, como la pesca", y el respeto de la competencia en el mercado único.

La propia Comisión Europea tampoco quiso comprometerse con la fecha límite del domingo el viernes pasado.

"No puedo entrar en detalles, seguimos negociando, queremos un acuerdo, pero hoy no sé si habrá un acuerdo o no y cuándo habrá un acuerdo o no", declaró el portavoz de la Comisión Daniel Ferrie durante la rueda de prensa diaria de la institución hace dos días.

Aun así, el presidente de la comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara, Bernd Lange, avisó hoy de que si no llega el convenio a medianoche, las consecuencias son "obvias".

"El Parlamento Europeo no conoce el texto consolidado, no está en posición de efectuar el escrutinio antes del fin del periodo transitorio. Así que hagan preparativos para un periodo sin acuerdo y acordar medidas de emergencia con el Reino Unido", escribió en Twitter.

Durante un debate en el Parlamento Europeo el viernes, la mayoría de eurodiputados pusieron el acento en la necesidad de tener tiempo para analizar el pacto antes de ratificarlo.

No obstante, el copresidente del grupo de los Verdes, Philippe Lamberts, criticó que la Eurocámara haya fijado la fecha límite del domingo y dijo estar "escandalizado" por la postura de los partidos que han propuesto ratificar el acuerdo en pocos días, "después de lo que solo puede ser un simulacro de examen" del texto, dada la extensión del convenio. En su opinión, esa iniciativa "ridiculiza" a la Eurocámara.

Como alternativa, planteó prolongar la transición uno o dos meses, para que la legislación comunitaria se siga aplicando en el Reino Unido a principios de 2021, o incluso aplicar el tratado de manera provisional, una opción que, de todas formas, no le satisface.

PENDIENTES DE LA PESCA

Más allá de los plazos, los equipos negociadores británico y comunitario siguen sin lograr un consenso, sobre todo, en la cuestión pesquera.

La Alianza Pesquera Europea (EUFA), que representa a las flotas de los países de la UE que tradicionalmente han pescado en las aguas británicas e incluye a la Confederación Española de Pesca (Cepesca), denunció ayer en un comunicado que el sector está "al borde del abismo".

"Pese a las repetidas promesas, estamos a punto de ser vendidos con la oferta que la Comisión Europea le ha hecho al Reino Unido. Más aún cuando se prevé que las negociaciones pesqueras con el Reino Unido comiencen de nuevo después de solo 6 ó 7 años", criticó.

Para lograr un acuerdo con Londres, la Unión Europea plantea asumir algún recorte en las cuotas pesqueras de la flota comunitaria en aguas británicas.

"Lo único que queríamos evitar era llegar a una situación de salida del Reino Unido sin ningún acuerdo firmado, pero la propuesta que se está realizando ahora es igual de negativa. Estamos asistiendo a unas propuestas de recortes brutales y sin precedentes en una amplia gama de poblaciones, incluidas las especies pelágicas, mariscos y pescado blanco", señaló. EFE

jug/si

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)

(c) Agencia EFE