UE recomienda el refuerzo de la vacuna ARNm para personas con inmunidad débil

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un residente de un centro de mayores recibe una dosis de la vacuna contra la COVID-19 en Lichtentanne

4 oct (Reuters) - El regulador farmacéutico de la Unión Europea dijo el lunes que las personas con un sistema inmunitario gravemente debilitado deberían recibir una tercera dosis de las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna.

Sin embargo, dejó al criterio de los distintos estados miembro la decisión de administrar dosis de refuerzo al resto de la población.

La tan esperada recomendación se conoce después de que varios estados miembro de la UE se adelantaran a la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y emprendieran sus propias campañas de refuerzo, aunque los países han llegado a conclusiones muy diferentes sobre quiénes pueden recibir la dosis adicional.

La UE se une así a Estados Unidos, Reino Unido e Israel, donde los organismos reguladores han aprobado el uso de los refuerzos de Pfizer, aunque no hay consenso entre los científicos sobre la amplitud de su uso.

Israel es un caso atípico, ya que los recomienda para toda la población.

Los gobiernos están presionados para reactivar sus maltrechas economías, luchar contra la muy contagiosa variante delta del coronavirus y evitar nuevas restricciones en invierno.

La decisión de la EMA se conoce después de que el centro de enfermedades infecciosas de la UE advirtiera la semana pasada que la cobertura de las vacunas en la región seguía siendo demasiado baja y que existía el riesgo de que se produzca un aumento significativo de casos, hospitalizaciones y muertes en las próximas seis semanas.

La EMA señaló que las personas con un sistema inmunitario muy debilitado deberían recibir una tercera dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna -ambas basadas en la tecnología del ARN mensajero o ARNm- al menos 28 días después de la segunda.

El organismo también dijo que podría considerar la conveniencia de una inyección de refuerzo de la vacuna de Pfizer-BioNTech para los adultos con sistemas inmunitarios normales alrededor de seis meses después de la segunda dosis, pero añadió que la decisión dependerá de cada país.

"A nivel nacional, los organismos de salud pública pueden emitir recomendaciones oficiales sobre el uso de dosis de refuerzo, teniendo en cuenta los nuevos datos de eficacia y los limitados datos de seguridad", dijo.

La Organización Mundial de la Salud ha criticado a los países ricos por acumular vacunas contra el COVID-19 para sus campañas de refuerzo destinadas a grupos de población más amplios, mientras que las naciones más pobres tienen dificultades para distribuir incluso las primeras dosis.

(Información de Ludwig Burger desde Fráncfort y Yadarisa Shabong desde Bengaluru; traducido por José Muñoz y Darío Fernández. Editado por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.