ONG creen que acuerdo UE para que empresas publiquen sus tasas se queda corto

·3  min de lectura

Bruselas, 1 jun (EFE).- Varias organizaciones defensoras de la transparencia fiscal criticaron que el acuerdo alcanzado este martes en la Unión Europea para obligar a las grandes multinacionales a publicar los impuestos que pagan en cada país carece de la ambición suficiente.

"La legislación propuesta es casi insignificante puesto que solo requeriría a las multinacionales publicar los impuestos que pagan en la UE o en los países de la lista europeo de paraísos fiscales, que tiene profundos errores", dijo en un comunicado Elena Gaita, representante de Transparencia Internacional UE.

La organización pidió a la Eurocámara y el Consejo (los países miembros) que rechacen el acuerdo político que alcanzaron este martes sus negociadores y que aún tiene que ser avalado formalmente por ambas instituciones.

Este prevé que las multinacionales que facturen anualmente más de 750 millones de euros, tengan su sede en la UE o fuera de ella, deberán publicar un informe que detalle cuánto tributan por sus ingresos en cada Estado miembro.

Deberán además desglosar cuánto abonan en aquellas jurisdicciones que figuren en la lista negra de paraísos fiscales de la UE, que enumera aquellos territorios que no cumplen los estándares mínimos de cooperación y transparencia fiscal, o en los que llevan dos años consecutivos en la llamada lista gris, el repertorio de aquellos que no cumplen pero se han comprometido a enmendar su legislación.

El Europarlamento había pedido exigir un desglose global, informando de todos aquellos países en los que tributase la multinacional en cuestión, mientras que el Consejo prefería circunscribirlo a los Estados de la UE.

El acuerdo "no cumple las expectativas", dijo por su parte Chiara Paturo, experta en fiscalidad de Oxfam, quien subrayó que el acuerdo deja fuera a "tres cuartos de los países del mundo".

"Los legisladores han dado a las empresas multinacionales muchas oportunidades de continuar evitando pagar impuestos en secreto trasladando sus beneficios a paraísos fiscales fuera de la UE, como Bermudas, las islas Caimán y Suiza", añadió.

Justice Tax Network criticó también que la obligación se limite a los países de la UE y de la lista negra, pero saludó que se trata de "un paso adelante" porque la UE se ha comprometido formalmente a obligar a algunas de las más grandes multinacionales a informar.

"Aunque puede no ir suficientemente lejos para finalmente destapar cientos de miles de millones de dólares en abusos fiscales de las empresas, la UE ha roto el tabú de pedir cualquier publicación de estos datos", añadió la organización.

El responsable y negociador de la legislación por el Parlamento Europeo, el eurodiputado socialista Ibán García del Blanco, consideró que se trata de "un gran acuerdo".

"Es un día histórico. Somos el primer lugar que aprueba una norma de estas características en el mundo. La UE es la primera que se va a aplicar a si misma unas normas de transparencia con un contenido bastante generoso. La información será pública, accesible y gratuita para todo el mundo", dijo en declaraciones a Efe.

Defendió en este sentido que las exigencias de transparencia previstas en la norma son "muy importantes", que esta permitirá que desaparezca la opacidad también dentro de la propia UE y que muchos de los países de la lista negra y gris, como Turquía o Australia, son muy relevantes desde esta perspectiva.

"Esto era una negociación. Llevaba cinco años bloqueada no por casualidad, sino porque efectivamente va a comportar un antes y un después", añadió el eurodiputado, quien puso en valor que el Parlamento europeo ha conseguido muchas de sus demandas pese a que el Consejo no quería "mover ni una coma" y la negociación ha sido "muy dura".

Entre otras, que en cuatro años se revise cómo está funcionando la directiva y pueda volver a plantearse ampliar los países incluidos.

En la lista de paraísos fiscales europeos figuran actualmente Samoa Americana, Anguila, Dominica, Fiji, Guam, Palau, Panamá, Samoa, Trinidad y Tobago, las Islas Vírgenes de EEUU, Vanuato y Seychelles.

(c) Agencia EFE