UE propone reglas para vehículos con motor de combustión

Conductores hacen fila de la Cordillera del Taunus hacia Fráncfort, Alemania, el lunes 7 de noviembre de 2022. (AP Foto/Michael Probst) (ASSOCIATED PRESS)

BRUSELAS (AP) — El brazo ejecutivo de la Unión Europea propuso estándares de contaminación el jueves para los nuevos vehículos con motor de combustión que se espera que permanezcan en las carreteras europeas mucho después de que el bloque de 27 naciones prohíba su venta en 2035.

Las llamadas normas Euro 7 presentadas por la Comisión Europea se aplicarán a todos los autos, camionetas, camiones y autobuses vendidos en la UE, a fin de reducir las emisiones de los tubos de escape, frenos y neumáticos.

Funcionarios de la UE dijeron que se esperaba que las pautas redujeran las emisiones de óxido de nitrógeno de automóviles y camionetas en un 35% en comparación con las regulaciones existentes sobre emisiones de escape para contaminantes distintos al dióxido de carbono, y en un 56% de autobuses y camiones. Los estándares son por separado pero tienen la intención de complementar las reglas de cambio climático de la UE para CO2.

Los estándares Euro 7 también cubren los contaminantes dañinos emitidos por los tubos de escape, los frenos y los neumáticos de los vehículos, incluyendo partículas ultrafinas, los hidrocarburos y el monóxido de carbono.

La propuesta se presentará al Parlamento Europeo y a los países miembros de la UE con el objetivo de que las directrices entren en vigor en julio de 2025 para automóviles y camionetas y en julio de 2027 para vehículos pesados.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles se dijo escéptica sobre las fechas de implementación y señaló que la propuesta corre el riesgo de retrasar la transición al transporte con cero emisiones.

El grupo indicó que los estándares actuales para los contaminantes eran estrictos y argumentó que las emisiones de escape están “en un nivel apenas medible gracias a la tecnología de vehículos de última generación”.

“Desafortunadamente, el beneficio ambiental de la propuesta de la comisión es muy limitado, al tiempo que aumenta considerablemente el costo de los vehículos”, subrayó la asociación.

La Comisión Europea afirmó que los nuevos estándares podrían cumplirse con las tecnologías existentes y sin afectar a los compradores de vehículos.

“Se espera un impacto moderado en los costos de los automóviles —entre 90 y 150 euros— y en el costo de los autobuses y camiones —alrededor de 2600 euros”, señaló.