La UE pretende ahorrar más energía para hacer frente a la crisis del gas

·2  min de lectura
Las banderas de la Unión Europea ondean frente a la sede de la Comisión de la UE en Bruselas

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 13 jul (Reuters) - Los diputados de la comisión de Energía del Parlamento Europeo apoyaron el miércoles unos objetivos más ambiciosos de la UE para ahorrar energía y ampliar la potencia renovable, considerados clave para acabar con la dependencia europea del gas ruso.

Bruselas se está intentando preparar de cara a nuevos cortes en el suministro de gas ruso, y la semana que viene presentará un plan para que los países puedan hacer frente a este invierno si Moscú interrumpe las entregas.

Mientras tanto, la UE negocia leyes más ambiciosas para empujar a los países a sustituir el gas ruso por energías limpias esta década y reducir las emisiones de CO2 que calientan el planeta.

La comisión de Energía del Parlamento Europeo respaldó el miércoles una propuesta para elevar el objetivo de la UE en materia de ahorro de energía primaria y final hasta el 14,5% para 2030, en comparación con los niveles previstos, y establecer contribuciones vinculantes para cada país.

Los eurodiputados persiguen un objetivo mucho más alto que el 9% de ahorro energético que la Comisión propuso originalmente el verano pasado, aunque Bruselas lo elevó al 13% en mayo en un intento por abandonar más rápidamente los combustibles rusos después de que Moscú invadiera Ucrania.

"Bueno para el clima y malo para Putin", dijo Niels Fuglsang, principal legislador de la propuesta, en un tuit tras la votación. La propuesta fue aprobada con una amplia mayoría de 50 votos a favor, 7 en contra y 13 abstenciones.

Los parlamentarios también respaldaron por amplia mayoría el objetivo de que el 45% de la energía de la UE proceda de fuentes renovables para 2030, frente al 22% de 2020. Bruselas había propuesto inicialmente un 40%, y lo elevó al 45% tras la invasión.

Para alcanzar el objetivo de ahorro energético, será necesario renovar millones de edificios que consumen una gran cantidad de energía y que producen un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE.

Los países también tendrán que superar los retrasos acumulados durante años en la obtención de permisos que actualmente obstaculizan los nuevos proyectos eólicos y solares. La UE ha propuesto una ley independiente para acelerar los permisos de las energías renovables.

El Parlamento Europeo en pleno votará las propuestas en septiembre. Si se aprueban, constituirán la posición del Parlamento para las negociaciones con los países de la UE sobre las leyes definitivas.

Los países han dicho que apoyan las propuestas originales de la Comisión, que ya suponen un impulso en términos de ambición en comparación con las políticas actuales de la UE, y tienen previsto considerar los objetivos más ambiciosos en las próximas negociaciones.

(Reporte de Kate Abnett; edición de Jan Harvey; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.