El presidente polaco firma el estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia

·2  min de lectura

Cracovia (Polonia), 2 sep (EFE).- El presidente polaco, Andrzej Duda, firmó este jueves la declaración del estado de emergencia en las dos provincias limítrofes con Bielorrusia solicitada por el gobierno del país ante la oleada de migración irregular de la que Varsovia acusa a Minsk.

"La situación en la frontera es difícil y peligrosa y Polonia, como responsable de sus propias fronteras y también de las fronteras exteriores de la Unión Europea, ha tomado esta decisión para garantizar su seguridad y la de la UE", declaró este jueves Blazej Spychalski, portavoz de la oficina presidencial.

Ante las críticas sobre la pertinencia de esta medida que no se adoptaba desde hace más de tres décadas, Spychalski afirmó que el presidente "tuvo que sopesar dos cosas: la seguridad del Estado por un lado y las libertades civiles por el otro". El reglamento que instaura el estado de emergencia "es compatible con la ley" y "necesario", añadió.

En un mensaje difundido a través de las redes sociales, la Guardia Fronteriza polaca informó este jueves de que "el 1 de septiembre, nuestros agentes detuvieron a 17 migrantes irregulares en la frontera entre Polonia y Bielorrusia: 15 personas (originarias) de Irak, Nigeria y Camerún, y arrestaron a 2 hombres de Georgia y uno de Azerbaiyán por ayudarles a cruzar ilegalmente la frontera. Los guardias fronterizos impidieron 93 intentos de infiltración ilegal".

El día anterior, los guardias fronterizos detuvieron a 22 inmigrantes que habían cruzado la frontera irregularme: 11 ciudadanos iraquíes, 10 ciudadanos sirios y un ciudadano somalí, además de frustrar otros 93 intentos.

Según el informe más reciente de las autoridades polacas, a lo largo de agosto, la Guardia de Fronteras registró cerca de 3.500 intentonas de penetrar en territorio polaco de manera irregular desde Bielorrusia, con un resultado de casi 1.000 detenciones y unas 2.500 expulsiones de vuelta a Bielorrusia.

El estado de emergencia, que afectará en total a unos 200 pueblos de las provincias de Podlaquia y Lublin, se prolongará durante 30 días y sus limitaciones estarán dirigidas sobre todo a los no residentes, a quienes se les restringirán "reuniones y desplazamientos", según explicó el primer ministro, Mateusz Morawiecki, hace unos días.

Unos 2.00 soldados patrullan junto con la Guardia de Fronteras los 418 kilómetros entre Bielorrusia y Polonia, a lo largo de los cuales el gobierno de Varsovia ha comenzado a levantar un muro de 2,5 metros de alto.

El viceministro polaco de Interior, Marcin Wasik, aseguró el pasado lunes que la oleada de migración con origen en Bielorrusia está "claramente creada por los hombres de (el presidente Alexandr) Lukashenko".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.