La UE pide a sus miembros cortar la demanda de gas un 15% hasta primavera

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Las tuberías de las instalaciones del gasoducto "Nord Stream 2", en Lubmin, Alemania

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 20 jul (Reuters) -La Unión Europea estableció el miércoles planes de emergencia para que sus países miembros reduzcan su consumo de gas en un 15% hasta marzo, advirtiéndoles de que, si no se producen recortes profundos ahora, podrían tener problemas para conseguir combustible durante el invierno si Rusia corta el suministro.

Europa se apresura a llenar sus almacenes de gas antes del invierno y a crear un colchón de suministro en caso que Moscú restrinja aún más los suministros en represalia por el apoyo europeo a Ucrania en la guerra con Rusia.

Una decena de países de la UE ya se están enfrentando a una reducción de los suministros rusos, y las autoridades de la UE dicen que es probable que se produzca un corte total del gas ruso.

La Comisión Europea propuso el miércoles un objetivo voluntario para que todos los países de la UE reduzcan el uso de gas en un 15% de agosto a marzo, en comparación con su consumo medio en el mismo periodo durante 2016-2021.

La propuesta permitiría a Bruselas hacer obligatorio el objetivo en caso de emergencia de suministro, si la UE declara un riesgo sustancial de escasez grave de gas.

La propuesta necesitara de la aprobación de los países de la UE. Los representantes de los países del bloque la someterán a debate el viernes, con el objetivo de aprobarla en una reunión de emergencia de los distintos ministros de Energía el 26 de julio.

Algunos países han mostrado resistencia a un plan comunitario, pues consideran que sus planes de contingencia no necesitan el impulso de Bruselas. Los países deberán actualizar sus planes de emergencia de gas antes de finales de septiembre para mostrar cómo cumplirán el objetivo de la UE.

Entre los que se oponen a los objetivos obligatorios de la UE está Polonia, que ha llenado sus depósitos de gas al 98% de su capacidad después de que Rusia cortara su suministro de gas en abril. Los depósitos de otros países están menos llenos: los de Hungría, por ejemplo, están al 47%.

Pero los responsables de la UE dicen que es crucial asegurarse de que todos los países actúen ahora, en lugar de esperar a reaccionar si Rusia corta el suministro.

"Si esperamos, (el gas) será más caro y significará que bailaremos al son de Rusia", dijo uno de ellos.

El Fondo Monetario Internacional advirtió la semana pasada que un corte del gas ruso podría sumir a las economías europeas en una recesión, agravando una crisis del gas que ha disparado las facturas de los consumidores.

Moscú suministraba el 40% del gas de la UE antes de su invasión de Ucrania, pero los flujos hacia Europa desde Rusia han caído desde entonces por debajo del 30% de la media de 2016-2021.

Bruselas sugirió medidas que los Estados pueden adoptar para frenar el uso del gas, como compensaciones para los sectores que reduzcan su uso del gas y límites a las temperaturas de calefacción y refrigeración en los edificios públicos. Los países también deberían decidir el orden en que obligarían a los distintos sectores industriales a interrumpir su actividad en caso de emergencia de suministro.

Los hogares están clasificados como "consumidores protegidos" según las normas de la UE, por lo que estarían exentos de tales restricciones.

Está previsto que el jueves se reanude el suministro de gas a Alemania a través del gasoducto ruso Nord Stream 1, tras su mantenimiento anual. Varias fuentes dijeron a Reuters que los flujos probablemente se reanudarán el jueves, a pesar de los temores de algunos países de que no lo hagan, si bien por debajo de la capacidad total.

(Información de Kate Abnett; editado por Alistair Bell, Andrew Heavens y David Evans; traducido por Benjamín Mejías Valencia y Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.