La UE prepara toda su artillería para animar a los países a cooperar en migración

Agencia EFE
·3  min de lectura

Bruselas, 15 mar (EFE).- La Unión Europea quiere hacer uso de todas las herramientas de que dispone para tratar de convencer a los países de origen y tránsito de la migración de la necesidad de cooperar activamente para reducir los flujos, tras los pocos avances en la lucha contra la migración irregular de los últimos años.

Es el asunto que los ministros de Exteriores e Interior de la UE trataron este lunes en una videoconferencia "muy positiva", según dijo en una rueda de prensa el titular portugués de Migración, Eduardo Cabrita, al término del encuentro.

El objetivo respaldado por los países es trabajar en asociaciones completas, "no solo centradas en un aspecto, como los retornos o las readmisiones", señaló el ministro portugués, y mencionó la necesidad de incluir también vías legales de entrada o ayuda para combatir a las mafias.

"Estamos listos para movilizar todos los medios que la UE tiene, todas las políticas y herramientas, el comercio, las inversiones, los visados, las becas Erasmus", dijo por su parte el vicepresidente de la Comisión Europea Margaritis Schinas.

Schinas, responsable de Promoción del Modo de vida Europeo, señaló que hay dos herramientas en particular que están "listas para ser desplegadas": el nuevo ciclo presupuestario europeo, con su instrumento de cooperación para financiar acciones en materia de migración y el código europeo de visados.

En ese contexto, la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, se refirió a la opción debatida el pasado viernes en una reunión de titulares de Interior europeos, de proponer restricciones de visados contra aquellos países terceros que no cooperen con la Unión Europea en la readmisión de sus nacionales.

La comisaria explicó el viernes que la UE está dispuesta, por otra parte, a facilitar los visados cuando haya una buena cooperación.

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, señaló que el debate de hoy, el primero en seis años en el formato de ministros de Exteriores e Interior, ha ayudado a entender "los retos y las herramientas" de que dispone la UE.

Borrell subrayó que "la migración legal tiene que ser parte de la ecuación" y estar presente en los acuerdos que se establezcan con los países terceros.

Debe ser una migración "justa, segura y regulada", indicó el jefe de la diplomacia europea.

Antes de la reunión, Borrell declaró que la Unión Europea debe encontrar "incentivos" para que los Estados terceros acepten a los migrantes que no puedan solicitar protección internacional y tengan que ser devueltos a sus países de origen.

"Tenemos que poner juntos incentivos para hacer que los terceros países acepten a quienes tengan que volver y crear un flujo de migración regular que haga que la gente no tenga que viajar y arriesgar sus vidas", dijo Borrell.

ASOCIACIONES MUTUAMENTE BENEFICIOSAS

El objetivo de la UE es buscar acuerdos que beneficien claramente a las dos partes.

Según un informe de Bruselas, solo uno de cada tres migrantes en situación irregular pudo ser devuelto a su país de procedencia en 2019.

De los 491.195 nacionales de terceros países que se encontraban en la UE de forma irregular ese año, los Estados miembros solo lograron retornar a 142.320 personas.

El retorno y la readmisión son elementos de la política migratoria que pueden ser "políticamente delicados", por lo que deben quedar integrados en cada acuerdo global que la UE alcance con países de origen, explicaba el documento de trabajo de esta reunión, al que tuvo acceso Efe.

Para fomentar la cooperación "efectiva" en esa materia, Bruselas presentará "en breve" una estrategia de retorno voluntario y reintegración de migrantes.

Se puede impulsar, por ejemplo, "la cooperación al desarrollo, la seguridad, los visados, la educación, la movilidad o el comercio con el fin de mejorar la cooperación en materia de migración y fomentar una relación equilibrada", añadía el texto.

(c) Agencia EFE