La UE pide a Guinea Conakry una transición consensuada

·2  min de lectura

Bruselas, 4 may (EFE).- La Unión Europea instó este miércoles a todos los actores políticos en Guinea-Conakri a participar en una transición “consensuada”, tras anunciar las autoridades que perpetraron un golpe de Estado en septiembre pasado, 39 meses (tres años y tres meses) antes de la vuelta a la democracia.

“La Unión Europea toma nota del anuncio por parte de las autoridades transitorias de un calendario con un período de transición propuesto de 39 meses”, indicó en un comunicado un portavoz del alto representante comunitario para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Valoró que ese anuncio ha supuesto “una primera aclaración”,que los socios de Guinea “venían solicitando desde hace varios meses”, pero destacó que “este amplio calendario ya está dando lugar a un acalorado debate” en el país.

Por ello, instó al Comité Nacional de Agrupación y Desarrollo (como se llama la junta que dirige el país) y a todos los actores políticos a “entablar un diálogo político genuino e inclusivo, con el fin de llevar a cabo este proceso de transición de forma consensuada”.

Igualmente, llamó a “abordar lo antes posible” los pasos necesarios para la implementación de esa transición, en particular en lo que respecta a las cuestiones constitucionales y al marco electoral.

También alentó la continuación del diálogo con la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), y aseguró que la UE “sigue estando disponible, si es necesario, para aportar su contribución a una conclusión pacífica, inclusiva y rápida de la transición”.

El pasado 1 de mayo, el coronel Mamadi Doumbouya, el jefe de la junta militar que dirige Guinea-Conakri tras el golpe de Estado del 5 de septiembre de 2021, propuso una transición de 39 meses para poder volver a un Gobierno civil.

El 5 de septiembre, miembros del Grupo de Fuerzas Especiales del Ejército liderados por Doumbouya dieron un golpe de Estado y derrocaron al entonces presidente, Alpha Condé, de 84 años.

El coronel argumentó que el golpe buscaba crear las condiciones para un Estado de derecho.

En octubre de 2020, Guinea-Conakri había celebrado unos comicios en los que Condé optaba a un polémico tercer mandato, no permitido en principio por la Constitución, tras un referéndum en marzo de ese año para cambiar la Carta Magna, aprobado con un 91,5 % de votos.

Tanto la Unión Africana como la CEDEAO han suspendido a Guinea-Conakri de sus instituciones tras la quiebra del orden constitucional.

La CEDEAO también ha impuesto sanciones a los líderes del golpe, incluidas prohibiciones de viaje y el bloqueo de activos financieros.

Guinea-Conakri es uno de los países más pobres del mundo, pero posee un importante potencial minero, hidráulico y agrícola.

Sus reservas de bauxita -materia prima para producir aluminio- son unas de las más importantes a nivel mundial.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.