La UE pide a Gobierno israelí cumplir ley internacional y descartar anexiones

Agencia EFE

Bruselas, 18 may (EFE).- La Unión Europea (UE) urgió este lunes al nuevo Gobierno de Israel a cumplir con la legalidad internacional y evitar cualquier acción unilateral que lleve a la anexión de más territorios palestinos, a fin de favorecer una solución de dos Estados al conflicto en Oriente Medio.

"Urgimos fuertemente a Israel a abstenerse de cualquier decisión unilateral que llevara a la anexión de cualquier territorio palestino ocupado y que sería, como tal, contraria a la ley internacional", indicó en una declaración el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell.

El nuevo Gobierno unitario israelí, liderado por el primer ministro Benjamín Netanyahu y el centrista Beny Gantz, puso hoy fin a la crisis política más larga de Israel con un programa centrado en la recuperación económica por la crisis de la pandemia del nuevo coronavirus y la anexión de parte de Cisjordania.

Borrell dijo que la UE toma nota "con grave preocupación" de la provisión de la anexión de partes de los territorios palestinos ocupados, como señaló el primer ministro en la presentación de su Gobierno y tal y como está recogido en el acuerdo de coalición firmado anteriormente.

La UE felicitó al nuevo Ejecutivo de Israel, país que considera un "socio clave", y confió en seguir trabajando con él de manera "constructiva e integral" en áreas como la lucha contra la COVID-19, educación, la investigación o el desarrollo.

La Unión aseguró que quiere "apoyar y facilitar" la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos, de cara a resolver las cuestiones sobre su estatus y lograr una paz justa y duradera.

"Estamos dispuestos a implicarnos de manera inmediata con el nuevo Gobierno y con todas las partes relevantes", subrayó Borrell en la declaración.

En cambio, dejó claro que la ley internacional es un "pilar fundamental del orden internacional basado en normas", y que en ese contexto la UE y sus Estados miembros "no reconocerán ningún cambio en las fronteras de 1967 a menos que sea acordado por israelíes y palestinos".

"La solución con dos Estados, con Jerusalén como la futura capital de ambos Estados, es la única manera de garantizar la paz y la estabilidad en la región", concluyó.

(c) Agencia EFE