La UE y otros países aún escépticos sobre liberar patentes de vacunas anticovid-19

·3  min de lectura

La Unión Europea (UE), el Reino Unido y Japón mantuvieron sus reservas ante la OMC sobre un posible levantamiento de las patentes de las vacunas anticovid-19, informó este lunes un responsable de comercio internacional basado en Ginebra.

Las propuestas para iniciar discusiones basadas en textos precisos que permitan renunciar a los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas contra el covid-19 han sido bien acogidas durante una reunión informal de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Pero varios Estados miembros "siguieron expresando sus dudas sobre la conveniencia de entablar negociaciones y pidieron más tiempo" para analizar las propuestas, precisó la fuente.

Se trata de los países de la UE, Australia, Japón, Noruega, Singapur, Corea del Sur, Suiza y Taiwán.

Los acuerdos en la OMC necesitan el apoyo por consenso de los 164 Estados miembros.

Sudáfrica e India encabezan una campaña para liberar los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas contra el coronavirus con el fin de que cada país pueda producir dosis.

Estos dos países presentaron una propuesta revisada que recibió el apoyo de 63 Estados miembros en la OMC.

Además de levantar las patentes, esta proposición quiere extenderlo a los tratamientos, pruebas diagnósticas, aparatos médicos y equipos de protección, así como al material y componentes necesarios para la fabricación de vacunas. Esta exención de los derechos intelectuales duraría al menos tres años y luego el Consejo general de la OMC podría decidir prolongarlo si fuera necesario, según el texto de esta propuesta.

Pero hay discrepancias sobre si la protección de los derechos de propiedad intelectual impide luchar eficazmente contra la pandemia de covid-19 y en qué medida lo dificulta.

Y también sobre el uso y posible mejora de las flexibilidades ya existentes en el acuerdo sobre el aspecto comercial de la propiedad intelectual de la OMC, conocido por sus siglas ADPIC.

Asimismo existen reservas sobre la duración y el plazo de la renuncia a los derechos de propiedad intelectual, detalló el representante.

Argentina, Pakistán, Bangladés, Egipto, Indonesia y Kenia son algunos de los países que quieren entablar negociaciones, agregó.

Para la UE, por el contrario, la prioridad es aumentar la producción y levantar las restricciones a la exportación de los componentes de las vacunas.

Suiza, donde se hallan muchas empresas farmacéuticas, cree que la OMC debería explorar las flexibilidades ya existentes dentro del Acuerdo sobre los ADPIC antes de renunciar completamente.

Estados Unidos está abierto a la apertura de negociaciones sobre cualquier propuesta para encontrar una solución a la actual escasez de vacunas.

China quiere avances en este tema dado que la propuesta inicial se presentó en octubre pasado.

Una nueva reunión del consejo de los ADPIC se celebrará el 8 y 9 de junio.

Se han inyectado más de 1.900 millones de dosis de la vacuna contra el covid-19 en el mundo, según un recuento de AFP. Pero solo el 0,3% de ese total se administró en los 29 países más pobres a pesar de que albergan el 9% de la población mundial.

Los defensores del levantamiento de las patentes de vacunas creen que la medida aumentaría la producción en los países más pobres.

Los países ricos y sus industrias farmacéuticas se oponían inicialmente pero algunos han cambiado de parecer siguiendo los pasos de Estados Unidos.

rjm/dl/roc/erl/yow/gma