UE y ONU piden justicia en Bolivia a partir del informe sobre crisis de 2019

·2  min de lectura

La Paz, 18 ago (EFE).- La delegación de la Unión Europea (UE) y el Sistema de Naciones Unidas en este país hicieron votos este miércoles por que el informe del grupo de expertos de la CIDH sobre la crisis de 2019 permita que se haga justicia ante las vulneraciones detectadas.

En un hilo de mensajes en Twitter, la UE destacó la presentación del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre los sucesos de 2019 en Bolivia.

"Deseamos que ese informe permita avanzar y hacer justicia de forma transparente, implementando sus recomendaciones, y que dignidad de las víctimas sea reconocida con reparación integral que se plantea", señaló.

La delegación europea también consideró que el informe del GIEI "puede y debe ser una herramienta más para lograr la reconciliación" en Bolivia y reiteró su respaldo "a toda iniciativa que contribuya a la convivencia pacífica y al diálogo entre los bolivianos".

También en Twitter, el Sistema de Naciones Unidas en Bolivia manifestó su "confianza en que las recomendaciones" hechas por el grupo de expertos "se traduzcan en acciones concretas que permitan alcanzar el anhelo de justicia y medidas de reparación de todas las víctimas".

El organismo expresó además su disposición "a seguir acompañando al Estado y a la sociedad en la consolidación de la paz y el respeto" a los derechos humanos de los bolivianos "sin ninguna distinción".

El informe del GIEI presentado en la víspera concluyó en que hubo "graves violaciones a los derechos humanos" durante la crisis social y política en el último trimestre de 2019.

El documento consideró "fundamental" avanzar en las investigaciones y procesos por esos sucesos, aunque también advirtió sobre "serias deficiencias" del Estado boliviano para garantizar la "independencia y autonomía" del órgano Judicial y la Fiscalía.

Bolivia se mantiene enfrascada en una polémica entre el oficialismo, que asegura que el entonces presidente Evo Morales fue derrocado por un golpe de Estado en 2019, y sus detractores, que sostienen que la crisis fue consecuencia de las denuncias de fraude a favor del exmandatario en los fallidos comicios generales de ese año, luego anulados.

El GIEI aclaró que su reporte no entró a la cuestión de si hubo fraude en los fallidos comicios de 2019 o un golpe de Estado contra Morales.

Pese a ello, el Gobierno de Luis Arce consideró que el informe sí confirmó que hubo un "golpe de Estado", mientras que la oposición pidió una reforma judicial para garantizar imparcialidad en las investigaciones de estos sucesos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.