La UE niega haber pasado a escondidas el plan de inversiones "verdes" en Nochevieja

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Estación compresora de gas en Mallnow

BRUSELAS, 3 ene (Reuters) - La Comisión Europea rechazó el lunes las acusaciones de que esperó a la víspera de Año Nuevo para publicar unas polémicas propuestas para permitir que algunos proyectos de gas natural y energía nuclear sean etiquetados como sostenibles, asegurando que "no estábamos tratando de hacerlo a escondidas".

La decisión del ejecutivo de la Unión Europea de incluir las inversiones en gas y energía nuclear en las normas de "taxonomía financiera sostenible" del bloque fue difundida en un borrador de propuesta a última hora del 31 de diciembre y se filtró a algunos medios de comunicación.

"Aparte de cavar un hoyo real, la Comisión Europea no podría haber hecho nada más para enterrar esta propuesta", dijo Henry Eviston, portavoz de finanzas sostenibles en la Oficina de Política Europea del grupo medioambiental WWF, en una publicación por internet.

"Cuando la pregunta era si las renovables son ecológicas, la Comisión dio a los ciudadanos tres oportunidades para opinar. Para el gas fósil y la energía nuclear, recibimos un documento escrito a puerta cerrada y publicado en Nochevieja", afirmó. Si la Comisión confía en su propuesta, debe realizar una consulta pública, agregó.

El portavoz jefe de la Comisión, Eric Mamer, dijo en una rueda de prensa que el Ejecutivo se había comprometido a presentar su posición sobre lo que era un "tema muy complejo y sensible" antes de fin de año.

"No pretendíamos hacerlo a escondidas, si se quiere, apostando por el 31 de diciembre", dijo. "Puedo asegurar que nuestros colegas preferirían haber estado descansando en vacaciones, pero decidieron continuar su trabajo durante las fiestas navideñas para asegurarse de que esto saliera antes de fin de año".

Durante meses de acalorado debate sobre las propuestas, algunos países de la UE dijeron que las inversiones en gas eran necesarias para ayudarles a dejar el carbón, más contaminante. Otros dijeron que etiquetar un combustible fósil como verde socavaría la credibilidad de las normas y de la UE en su intento de ser líder mundial en la lucha contra el cambio climático.

La energía nuclear también es motivo de división. Francia, la República Checa y Polonia están entre los que afirman que las bajas emisiones de CO2 de este combustible hacen que tenga un papel importante en la lucha contra el calentamiento global. Austria, Alemania y Luxemburgo se oponen, alegando la preocupación por los residuos radiactivos.

(Reporte de John Chalmers; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.