La UE vuelve a demandar a Londres por la pérdida de confianza en torno a Irlanda del Norte

·2  min de lectura
El protocolo de Irlanda del Norte perjudica a algunas empresas y beneficia a muchas

BRUSELAS, 22 jul (Reuters) -La Comisión Europea inició el viernes cuatro nuevos procedimientos legales contra Reino Unido, después de que la Cámara Baja del Parlamento británico aprobara un proyecto de ley para eliminar algunas de las normas que rigen los acuerdos comerciales para Irlanda del Norte después del Brexit.

La Comisión, que supervisa las relaciones entre la UE y el Reino Unido, dijo que la falta de voluntad de Londres para entablar debates significativos sobre el protocolo que rige esos acuerdos comerciales y la aprobación por la Cámara de los Comunes del proyecto de ley del Protocolo sobre Irlanda del Norte socavaron el espíritu de cooperación.

Con este, ya son siete los "procedimientos de infracción" que la Comisión Europea ha puesto en marcha por lo que considera un incumplimiento por parte de Reino Unido de los aspectos comerciales de Irlanda del Norte del acuerdo de divorcio del Brexit acordado por ambas partes.

Los procedimientos podrían dar lugar a la imposición de multas por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), aunque es probable que esto no ocurra hasta dentro de un año.

Londres ha propuesto eliminar algunos controles sobre las mercancías procedentes del resto de Reino Unido que llegan al territorio británico y ha cuestionado el papel del TJUE para decidir sobre partes del acuerdo post-Brexit acordado por la UE y Reino Unido.

Los cuatro nuevos procedimientos legales no están relacionados con los nuevos planes británicos, sino con su acusación de que Londres no ha aplicado el protocolo.

La región británica está en el mercado único de bienes de la UE, lo que significa que las importaciones del resto de Reino Unido están sujetas a declaraciones aduaneras y a veces requieren controles a su llegada.

El acuerdo se estableció para evitar el restablecimiento de los controles fronterizos entre Irlanda del Norte e Irlanda, miembro de la UE, pero ha soliviantado a los partidos unionistas probritánicos al crear una frontera en el mar de Irlanda.

En concreto, la Comisión acusó a Londres de incumplir los requisitos aduaneros para las mercancías que circulan de Irlanda del Norte a Reino Unido, de no transponer las normas de la UE sobre impuestos especiales en general y sobre el alcohol, y de no aplicar las normas de la UE sobre el impuesto sobre las ventas para el comercio electrónico.

La Comisión ha dado a Londres dos meses para responder.

(Reporte de Philip Blenkinsop; edición de John Chalmers; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.