La UE impulsa la inclusión de Bulgaria, Croacia y Rumanía en la zona libre de pasaporte

Banderas de la Unión Europea frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas

BRUSELAS, 16 nov (Reuters) - La Comisión Europea pidió el miércoles que los ciudadanos rumanos, búlgaros y croatas puedan viajar libremente sin pasaporte por toda Europa, lo que ampliaría el llamado espacio Schengen sin controles fronterizos a 29 países.

La Comisión Europea pidió al Consejo Europeo, la agrupación de los 27 Gobiernos de la Unión Europea, que adopte las decisiones necesarias para admitir a los tres países en la zona libre de pasaportes de la que ya disfrutan unos 420 millones de europeos.

Bulgaria y Rumanía completaron el proceso de evaluación en 2011, pero los Gobiernos de la UE han retrasado la eliminación de los controles fronterizos internos para ellos durante más de 11 años por preocupaciones relacionadas con la corrupción y el crimen organizado.

"Aunque los tres países ya están obligados en parte a cumplir las normas de Schengen, los controles fronterizos internos con estos Estados miembros no se han levantado y, por tanto, no disfrutan de todas las ventajas que conlleva formar parte del espacio Schengen", dijo la Comisión en un comunicado.

"Formar parte plenamente del espacio Schengen es un requisito para estos Estados miembros y, por lo tanto, se les debe permitir hacerlo dado que cumplen las condiciones", dijo.

El Consejo confirmó en diciembre de 2021 que Croacia, que se convirtió en miembro de la UE en 2013, había cumplido las condiciones para unirse al espacio Schengen, que ahora incluye a Noruega, Liechtenstein, Suiza, Islandia y todos los países de la Unión Europea excepto Chipre, Irlanda, Bulgaria, Rumanía y Croacia.

Para adherirse al acuerdo de Schengen, que data de 1985, un país debe controlar su frontera exterior en nombre de los demás miembros de Schengen, ya que una vez que una persona entra en el espacio, puede circular por todos los países sin ningún control.

Por tanto, todos los países Schengen tienen los mismos criterios para expedir visados a los visitantes y sus fuerzas policiales cooperan.

Los países de Schengen observan las mismas normas de protección de datos y utilizan el Sistema de Información de Schengen para compartir información sobre personas desaparecidas o buscadas, entradas ilegales, vehículos robados y documentos de identidad perdidos o robados.

Se espera que los Gobiernos de la UE voten sobre la participación de los tres países en una reunión de ministros el 8 de diciembre.

(Reporte de Philip Blenkinsop; editado en español por Flora Gómez)