La UE estudia entrenar al Ejército ucraniano y limitar los visados a Rusia

·3  min de lectura

Praga, 29 ago (EFE).- Los ministros de Defensa de la Unión Europea inician este lunes una reunión informal en Praga en la que discutirán la posibilidad de crear una misión de entrenamiento militar del Ejército ucraniano para que aprenda a utilizar las armas que los países europeos le entregan en la guerra contra Rusia.

El conflicto en Ucrania centrará el encuentro, que se iniciará esta tarde con una cena de trabajo y que culminará mañana, y acto seguido, se reunirán los ministros de Exteriores hasta el próximo miércoles, que abordarán la opción de limitar los visados para los ciudadanos rusos que quieran entrar a la UE.

Ambas reuniones estarán presididas por el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien en una entrevista con Efe la semana pasada defendió que la misión de entrenamiento debería ser la "más potente" de todas las que ha realizado la UE en países como Somalia, Mali o la República Centroafricana.

"Debería ser la más potente porque estamos ante la situación más grave" en Europa, dijo el jefe de la diplomacia europea, sobre una propuesta que apoyan "una gran mayoría de Estados miembros", según confirmaron a Efe fuentes diplomáticas.

La medida no es completamente novedosa, porque países como Polonia o Alemania ya están formando a los soldados ucranianos a manejar el armamento militar que les están proporcionando, pero permitiría a los Estados miembros llevar a cabo el entrenamiento bajo el paraguas de la UE.

No obstante, de obtener el visto bueno de los Veintisiete, la misión no se aprobaría mañana, al tratarse de una reunión informal, a la que se sumará el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, por videoconferencia

En el marco de la guerra de Ucrania, los ministros discutirán también la compra conjunta de armamento a nivel comunitario, tal como propuso la Comisión Europea en mayo, con un desembolso inicial de 500 millones de euros para restablecer unas reservas que han quedo mermadas por el apoyo a Kiev.

Al término del encuentro, iniciarán otra reunión los ministros de Exteriores de la UE, que discutirán la posibilidad de prohibir los visados a los ciudadanos rusos que quieran entrar en la UE, una medida que Polonia, Estonia, Letonia y Lituania ya están aplicando, pero que no apoyan todos los Estados miembros.

Dada la falta de consenso en una propuesta que requiere unanimidad para salir adelante, sí existe la posibilidad de que los Veintisiete acepten suspender el acuerdo sobre la facilitación de expedición de visados que la UE firmó con la Federación Rusa en 2007.

Esta opción no supondría una prohibición total de los visados, como piden los países bálticos, pero encarecería los trámites que los ciudadanos rusos tienen que formalizar para obtener un permiso para estancias de 90 días.

Se trata de una opción que fuentes diplomáticas de un país del Este consultadas por Efe ven como una posible solución de compromiso y que según otra fuente "es probable" que reciba el visto bueno de los Veintisiete, aunque es una discusión que deberán culminar los ministros en su encuentro informal, al que acudirá su homólogo ucraniano, Dmytro Kuleba.

En la citada entrevista con Efe, Borrell apostó por ser "más selectivos" y no cerrar la frontera "a todos y por cualquier razón".

Lleguen o no a un consenso, que podría contener excepciones para algunas categorías de ciudadanos, como periodistas o disidentes rusos, Finlandia ya ha anunciado que a partir del jueves reducirá a la mitad la emisión de visados, de tal forma que solo aprobará 500 al día.

Una medida que tendrá un impacto en el número de personas que lleguen a territorio comunitario, ya que desde que la UE cerró su espacio aéreo a las compañías rusas como parte de las sanciones contra Moscú, muchos ciudadanos rusos están optando por entrar al territorio comunitario a través de la frontera finlandesa.

(c) Agencia EFE