La UE espera reforzar la confianza con EE.UU. tras la llamada entre Biden y Macron

·2  min de lectura

Nueva York, 22 sep (EFE).- El jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, dijo este miércoles que espera que se refuerce la confianza entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos tras la llamada mantenida por el presidente francés, Emmanuel Macron, y el estadounidense, Joe Biden, para rebajar la tensión generada por el contencioso de los submarinos.

Borrell se expresó así antes de iniciar una reunión bilateral con el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, en un hotel de Nueva York, donde ambos se encuentran con motivo de la Asamblea General de la ONU.

"Estoy seguro de que vamos a hablar de los recientes asuntos en los que podemos construir una mayor confianza entre nosotros después de la conversación que ha tenido lugar esta mañana entre el presidente Biden y el presidente Macron. Estoy seguro de que vamos a trabajar juntos", señaló el diplomático español ante los periodistas.

Blinken, por su parte, apuntó su intención de abordar toda una serie de áreas en las que la UE y EE.UU. cooperan, entre ellas Afganistán y la región del Indopacífico.

Esta semana, los ministros de Exteriores de la UE coincidieron en que la llamada "crisis de los submarinos" es un asunto "que afecta al conjunto de la Unión", según dijo tras una reunión en Nueva York el propio Borrell.

Los países europeos expresaron entonces su "clara solidaridad con Francia" y advirtieron de que el contencioso podía "afectar" a la relación con EE.UU. y Australia.

Hoy, Biden y Macron trataron de rebajar la tensión durante una llamada telefónica, en la que acordaron reunirse personalmente en octubre en Europa.

El primer paso será la vuelta a Estados Unidos del embajador francés, llamado a consultas la semana pasada junto al representante diplomático galo en Australia después de que este último país anulara un lucrativo contrato con Francia, valorado en total en unos 56.000 millones de euros, para la construcción de doce submarinos.

El cambio de opinión de Canberra se hizo público después de que Estados Unidos, el Reino Unido y Australia anunciaran el 15 de septiembre que habían llegado a un pacto de defensa, conocido como AUKUS, por el que Washington y Londres ayudarán a los australianos a desarrollar submarinos de propulsión nuclear.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.