Francia ofrece apoyo naval contra el terrorismo yihadista en Mozambique

·3  min de lectura

Johannesburgo, 28 may (EFE).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ofreció hoy el apoyo de buques de guerra desplegados en el océano Índico en África para combatir el terrorismo yihadista en el norte de Mozambique, en caso de que Maputo solicite esa asistencia.

"Estamos disponibles para ayudar", afirmó Macron en una rueda de prensa conjunta con el presidente de Sudáfrica, Cyril Rampahosa, en Pretoria, adonde llegó hoy para una visita de Estado de dos días.

El mandatario galo señaló que la Armada de su país tiene barcos en territorios franceses de la zona, como el archipiélago de Mayotte, y "algunos otros buques están en la región".

Esas embarcaciones pueden estar "rápidamente disponibles si son requeridas" por Mozambique, subrayó Macron, al agregar que Francia "monitorea la situación" en la norteña provincia mozambiqueña de Cabo Delgado, asolada por el yihadismo y rica en proyectos gasísticos donde tiene intereses la petrolera francesa esa Total.

"Somos muy conscientes de que Mozambique está lidiando con grupos yihadistas que actualmente amenazan la seguridad de la región, en particular en Cabo Delgado. Francia está disponible, pero (...) debería ser una respuesta africana a solicitud de Mozambique y coordinada con los países vecinos", agregó el mandatario.

Ramaphosa aplaudió la oferta francesa e indicó que el problema sigue bajo observación de la Comunidad de Desarrollo de África Meridional (SADC).

"La SADC está dispuesta a ayudar a Mozambique a deshacerse de estos insurgentes", dijo el presidente sudafricano, quien asistió ayer una cumbre de ese bloque regional en Maputo para abordar el conflicto yihadista en Mozambique.

"Deliberamos sobre los requisitos de Mozambique como Estado soberano para obtener ayuda de otras partes del mundo", dijo Ramaphosa, al añadir que el Gobierno mozambiqueño baraja la petición de "ayuda de otras partes del mundo"

Los líderes de la SADC clausuraron ayer una cumbre extraordinaria para analizar el terrorismo del grupo yihadista Al Shabab en el norte de Mozambique, aunque sin adoptar medidas concretas para erradicar ese problema.

El bloque debía examinar el informe de un equipo de evaluación técnica desplegado este abril en el norte del país después de una primera cumbre, celebrada también en Maputo el día 8 de ese mes.

El informe del equipo propone la intervención de una fuerza militar de respuesta rápida de la SADC, formada por unos 3.000 efectivos.

Se esperaba que los países del bloque decidieran si aceptan esa propuesta u optan por una segunda opción, también incluida en el informe, que se limitaría a un apoyo logístico y de formación a las Fuerzas Armadas mozambiqueñas; o implementan ambas a la vez.

Sin embargo, los líderes acordaron celebrar otra cumbre extraordinaria el próximo 20 de junio en Mozambique.

El detonante de estas cumbres fue el ataque perpetrado por los yihadistas el pasado 24 de marzo en Palma, ciudad costera de Cabo Delgado, donde además se desarrollan millonarios proyectos gasísticos capitaneados por la multinacional francesa Total.

El ataque, que desembocó en un asedio de la ciudad que duró varios días, causó decenas de muertos.

Asimismo, casi 58.000 personas se vieron forzadas a dejar sus casas a fecha de 24 de mayo, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), sumándose a las cerca de 700.000 personas que ya habían sido desplazadas por el conflicto.

Al Shabab, que no guarda relación con su homónimo de Somalia, aterroriza el norte de Mozambique desde 2017 y ha causado más de 2.740 muertos, entre ellos más de 1.360 civiles, según el Proyecto de Datos de Ubicación y Eventos de Conflictos Armados (ACLED).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.