La UE enviará ayuda a los inmigrantes en la frontera de Bielorrusia

·3  min de lectura

Por Gabriela Baczynska, Andrius Sytas y Sabine Siebold

VARSOVIA/BRUSELAS/VILNA, 17 nov (Reuters) - La UE dijo el miércoles que enviará 700.000 euros en alimentos, mantas y ayudas a los inmigrantes en la frontera con Bielorrusia, tras las críticas por lo poco que ha hecho para ayudar a miles de personas atrapadas en los bosques congelados por una disputa entre el este y el oeste.

En una señal de la urgencia europea por resolver lo que considera una crisis fronteriza artificial creada por Minsk, la canciller alemana Angela Merkel habló por teléfono el miércoles con el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, por segunda vez en tres días.

Un día después de que los guardias fronterizos polacos usaron cañones de agua contra inmigrantes que lanzaban piedras, la situación en la frontera parecía haberse calmado. Tanto los guardias fronterizos polacos como los bielorrusos afirmaron que unos 2.000 migrantes se encontraban junto a la valla fronteriza.

La jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció la ayuda, al tiempo que dijo que depende de Lukashenko detener una crisis que Europa cree que ha creado deliberadamente.

"Estamos dispuestos a hacer más. Pero el régimen bielorruso debe dejar de atraer a la gente y poner su vida en peligro", dijo.

La UE dice que Minsk ha hecho llegar a miles de inmigrantes desde Oriente Medio para empujarlos a cruzar ilegalmente al bloque, con el fin de presionar a Europa en represalia por las sanciones impuestas a Bielorrusia por violar los derechos humanos.

Bielorrusia niega haber fomentado la crisis, pero dice que no puede ayudar a ponerle fin a menos que Europa levante las sanciones que impuso desde que Lukashenko reprimió a los opositores tras unas disputadas elecciones el año pasado.

El ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, declaró el miércoles que la crisis en la frontera podría durar meses: "Tenemos que estar preparados para que esta situación en la frontera bielorrusa no se resuelva rápidamente", dijo.

Varios miles de personas han acampado en los bosques a medida que se acerca el invierno, sufriendo heladas y agotamiento, y se les ha impedido entrar en Polonia o regresar a Bielorrusia.

Al menos ocho personas han muerto en la frontera polaca desde que comenzó la crisis en el verano boreal. Las vecinas Lituania y Letonia también han experimentado un fuerte aumento de los intentos de cruce irregular desde Bielorrusia.

ORIENTE VERSUS OCCIDENTE

La UE ha pedido a Rusia que obligue a Lukashenko a poner fin a la crisis. Moscú niega tener un papel directo, pero se ha ofrecido a mediar, al tiempo que ha demostrado su apoyo al cuestionado líder realizando ejercicios militares conjuntamente con Bielorrusia cerca de la frontera.

Las llamadas telefónicas de Merkel con Lukashenko son una señal inusual de acercamiento directo a un líder que Europa ha rechazado como ilegítimo desde las elecciones del año pasado. En declaraciones posteriores, el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, se refirió a Lukashenko sin aludir a su título de presidente.

Merkel "subrayó la necesidad, con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Organización Internacional para las Migraciones y la cooperación de la Comisión Europea, de proporcionar ayuda humanitaria y para la repatriación a las personas afectadas", dijo Siebert sobre la conversación del miércoles.

La UE ha incluido en su lista negra a Lukashenko y a docenas de funcionarios bielorrusos e introdujo sanciones económicas al comercio desde la represión que siguió a las elecciones del año pasado.

Ahora está ampliando las sanciones a las agencias de viajes y las compañías aéreas implicadas en lo que denomina "tráfico de personas" detrás de la crisis fronteriza.

El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) también podría detener sus inversiones en Bielorrusia, según una fuente de Reuters. El banco tiene actualmente 914 millones de euros (1.030 millones de dólares) en proyectos.

(Reporte adicional de Sabine Siebold, Pawel Florkiewicz, Anna Wlodarczak-Semczuk, Mark Trevelyan y Matthias Williams; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.